TOMEMOS EN SERIO LA SEGURIDAD VIAL

Para cualquier otra epidemia o enfermedad, si tuviéramos disponibles las vacunas que puedan prevenir miles de muertes y no nos las facilitaran, habría protestas generalizadas. Sin embargo, cada día, a pesar de todo lo que sabemos sobre el diseño de carreteras efectivo y seguro, todavía se están construyendo nuevas carreteras en todo el mundo que carecen de medidas de seguridad básicas, o se utilizan prácticas que sabemos conducen a mayores riesgos para los usuarios de las vías. Si se produce un accidente, en lugar de estar protegido, son una sentencia de muerte.

Anuncios

¿Dónde está la indignación por las muertes o lesiones que dejan gravemente heridos a cualquier persona que transita por las vías?

Necesitamos un compromiso real por parte de gobiernos e instituciones, que nos dirijan a ganar esta batalla y terminemos con estos sucesos lamentables que ocurren a diario en todos los rincones del mundo.

Cuando termine este año 2018 casi 1,3 millones de personas habrán muerto a causa de un siniestro vial, más de un millón de tragedias humanas, 3000 muertes diarias de las cuales más de la mitad no viajaban en automóvil por lo que son usuarios vulnerables, peatones, motoristas y ciclistas. Entre 20 y 50 millones habrán sufrido traumatismos no mortales provocados en siniestros viales, causa de importantes discapacidades en todo el mundo. Esto no es aceptable!

Debemos ser serios y comprometidos, ya sabemos que cualquiera puede decidir conducir totalmente ebrio, y ahí es dónde debe estar la ley y la policía para aplicarla, y así evitar estos sucesos lamentables que son dramas encubiertos en nuestra sociedad.

El descuido de la seguridad vial contribuye a millones de muertos y heridos en las carreteras cada año. Estamos perdiendo una batalla, y estamos causando que miles de familias sufran, debido a que las lesiones causadas por el tránsito son una epidemia que no se enfrenta adecuadamente.

En 2015, la comunidad internacional se comprometió a hacer frente a las muertes en carretera con dos objetivos sobre las lesiones de tránsito: los Objetivos de Desarrollo Sostenible de la ONU. Tres años después, se ha avanzado muy poco. Casi 1,3 millones de personas mueren cada año en las carreteras del mundo. Esto debería ser totalmente inaceptable, sin embargo, todavía parece ser aceptado.

Para cualquier otra epidemia o enfermedad, si tuviéramos disponibles las vacunas que puedan prevenir miles de muertes y no nos las facilitaran, habría protestas generalizadas. Sin embargo, cada día, a pesar de todo lo que sabemos sobre el diseño de carreteras efectivo y seguro, todavía se están construyendo nuevas carreteras en todo el mundo que carecen de medidas de seguridad básicas, o se utilizan prácticas que sabemos conducen a mayores riesgos para los usuarios de las vías. Si se produce un accidente, en lugar de estar protegido, son una sentencia de muerte.

Aproximadamente el 21% de las víctimas de accidentes de tráfico de la UE son peatones, y los niños son especialmente vulnerables al tráfico debido a su inexperiencia. Cada año mueren más de 800 niños menores de quince años en las carreteras europeas y 100.000 resultan heridos.

Debemos promover la importancia de la seguridad vial y llamar la atención sobre el tomar simples decisiones que marquen de una vez por todas la diferencia y salvemos vidas. Perder a un hijo, un padre, hermana o amigo por una epidemia hecha por el hombre es una de las mayores injusticias. Debemos unirnos y construir un movimiento. Necesitamos gobiernos comprometidos, con liderazgo y compromisos reales. Debemos decir basta a esta carnicería totalmente evitable, tomando las medidas oportunas que marquen la diferencia y salven vidas.

Debemos aumentar la conciencia pública, la información real y el compromiso con la Seguridad Vial. Mejorar la comunicación, cooperación y la colaboración entre todas las partes interesadas. Aumentaremos la disponibilidad de datos, apoyando la evaluación futura. Así reduciremos la probabilidad de muerte o de sufrir lesiones graves en carretera, a través de enfoques estratégicos basados en la ingeniería, la educación, la evaluación y la participación de la comunidad.

Esperemos resultados reales y adaptados a la magnitud de esta crisis mundial.

Os deseo un 2019 cargado de salud y éxitos!

Miryam Moya

UN SECRETO A VOCES

Esta es mi propia historia,
decir que imagino que la vida del conductor de aquel camión cambió drásticamente esa mañana de Noviembre, personalmente marcó mi profesión, y tristemente perdí la mitad de mi corazón para siempre.

Día Mundial en Recuerdo de las Víctimas de Accidentes de Tráfico –
The World Day of Remembrance for Road Traffic Victims (WDR) #WDoR2018

Hablando con mi doctor me sobrecogió una frase que me dijo: “Es preferible colocar al paciente en medio de la calle en un paso de peatones, a que se le complique su situación en el hospital”. Me quedé sorprendida por su sinceridad no por la dureza de sus palabras, ya que parece haber un secreto a voces: si quieres matar a alguien, hazlo con un coche. Siempre y cuando esté sobrio, es probable que nunca se le cobrará ningún delito, y mucho menos de homicidio. Cruda y triste realidad, no carente de discernimiento, de la cual personalmente no me libré. Llegando a la conclusión de que: No hay soluciones, pero sí víctimas.

Una mañana fría de Noviembre, un enorme camión volvió a teñir de sangre y lágrimas la peligrosa y arcaica carretera C-432. Un famoso punto negro conocido por todos. El vehículo de 36 toneladas no pudo detenerse cuando su conductor se quedó dormido al volante. El conductor del camión no pudo sujetar su vehículo en el descenso y arrolló al turismo que se aproximaba de frente. En la colisión fallecieron los dos ocupantes del vehículo pertenecientes a una misma familia. El conductor del camión descontrolado resultó ileso.

 

ABC SEVILLA-15.11.1995-DETALLEDestaca la noticia en publicaciones del momento, no por relatar el injusto siniestro sino por ejercer de campaña política, al margen de lo desgraciado de la situación real.

En el intento de los familiares de las victimas de sobreponerse ante la fatalidad de la situación, se encuentran de lleno con un primer juicio que relata exhaustivamente la crudeza del impacto. Ante la mirada compungida de los mismos, comprueban que la ley ampara al conductor del camión resultando indemne.

Tras las protestas llevadas a cabo por los familiares de las victimas, se celebra un segundo juicio, declarando nulo el primero, en el que el fallo del juez declara culpable del siniestro al conductor del camión. La sentencia sanciona al culpable con la retirada del carnet de conducir durante 6 meses.

Una sentencia altamente justa y digna que evidentemente deja a los familiares de las víctimas “satisfechos”, después de contemplar el amparo de la justicia tras vivir la historia más trágica de sus vidas, reavivándola una y otra vez en sendos juicios.

 

Personalmente, no me consolaría saber que el culpable de sus muertes permaneciera toda la vida entre rejas, ya que el hecho de haber matado a dos personas es más trágico que cualquier pena interpuesta por un juez, y ese terrible sentimiento le acompañará el resto de su vida. Lo que sí es devastador es el mensaje que suscribe la pena que recibió: seis meses sin carnet de conducir por asesinar a dos personas y sumir en el dolor a toda una familia. Ratifico la frase con la que comencé: si quieres matar a alguien, hazlo con un coche. Siempre y cuando esté sobrio, es probable que nunca se le cobrará ningún delito, y mucho menos de homicidio.
Abogados especializados en lesiones junto con peritos en reconstrucción de accidentes, tenemos la formación que se necesita para investigar a fondo y ganar el caso. Cientos de miles o millones de euros están en juego en los casos de mortalidad. Los abogados contratarán especialistas en reconstrucción de accidentes que utilizan programas informáticos que recrean en tres dimensiones como sucedió el impacto. Las compañías de seguros van a hacer todo lo posible para negar una reclamación directamente. Cuando eso no funciona, van a tratar de negarlo basándose en negligencia concurrente. También son expertos en la devaluación de las reclamaciones basadas en negligencia comparativa, incluso donde no lo hay.
Sólo decir que imagino que la vida del conductor del camión cambió drásticamente esa mañana de Noviembre, personalmente marcó mi profesión, y tristemente perdí la mitad de mi corazón para siempre.

Miryam Moya

HABLEMOS CLARO DE LA SEGURIDAD VIAL

Prácticamente a diario vemos el aumento en la tasa de mortalidad en carretera. Los Organismos, tratan de restar importancia a la noticia, señalando que las víctimas en carreteras siguen estando en mínimos históricos, repitiéndolo hasta la saciedad.
Sus políticas emergen de los cuerpos legislativos imperfectos, cuyos miembros están mucho más preocupados por su reelección en el cargo que por la realidad vial.

Prácticamente a diario vemos el aumento en la tasa de mortalidad en carretera. Los Organismos, tratan de restar importancia a la noticia, señalando que las víctimas en carreteras siguen estando en mínimos históricos, repitiéndolo hasta la saciedad.

Pero la verdadera historia acerca de nuestra seguridad vial muestra que el problema es el de no abordar de manera adecuada la seguridad en las carreteras, a costa de decenas de miles de vidas al año.

No son comparables los siniestros con vehículos de la década de los 70-80 con los que tenemos actualmente. Los vehículos más antiguos no tenían elementos de seguridad pasiva que minimizaran los daños de los ocupantes del vehículo si se producía un siniestro vial. Ni el diseño de las estructuras de deformación del vehículo que absorbe la energía, al igual que los cinturones de seguridad o los airbags cuya efectividad era bastante inferior a la actual. En cuanto a la seguridad activa de los mismos, carecían de controles de estabilidad y tracción, o ABS. Por todo ello, en caso de siniestro es evidente que el daño no es el mismo que en la actualidad, restamos víctimas con la aplicación y el avance de la tecnología automotriz.

Con motivo de la Campaña #VisionZeroSP realizada en la Semana de la Movilidad Europea perteneciente al #ProjectEdward , me parece absolutamente inmoral las actitudes de ciertas plataformas y organismos varios, defensores aferrimos de la Seguridad en nuestras carreteras. Debemos dejar de “engañar” al público mediante la caracterización de las cosas como dispositivos de “seguridad” que no marcan la diferencia. Las actitudes desinteresadas son las que sí marcan, y es de agradecer reconocer errores y cambiar en pro del bien común.

1474365461171
#VisionZeroSP 

Sus políticas emergen de los cuerpos legislativos imperfectos, cuyos miembros están mucho más preocupados por su reelección en el cargo que por la realidad vial. 

Esto se debe a la política de seguridad continúa para maximizar las ganancias de litigio y las contribuciones políticas resultantes, mientras que hacemos caso omiso de la ciencia, el conocimiento, e incluso la comprensión común. Esto da lugar a la colocación de prioridades prácticamente opuestas a las prestaciones de seguridad, y al rechazo del usuario de la vía, que se traduce en víctimas inadmisibles y.evitables.

Miryam Moya 

¿QUE ESTÁ CAUSANDO EL AUMENTO DE LAS VÍCTIMAS EN CARRETERA?

Conducir un vehículo es una de las actividades de más riesgo que realizamos prácticamente a diario, a pesar de décadas de mejoras en el diseño de los mismos y los avances en la seguridad del tráfico.

Durante las crisis económicas como la reciente, la tasa de mortalidad en carretera desciende. La explicación de sentido común para ese fenómeno es que en los momentos difíciles, las empresas recortan puestos de trabajo, y los consumidores compran menos bienes reduciendo a su vez el número de vehículos de carga en la carretera.

Las muertes habían estado cayendo de forma bastante estable desde principios de siglo, llegando a cifras importantes cuando la crisis económica llegaba a su cima. A medida que la economía se va recuperando, la caída de víctimas mortales ha sido más modesta, llegando a aumentar considerablemente en los últimos tiempos.

¿Qué está causando el aumento?

– La economía está creciendo. Una economía robusta puede tener muchos efectos en las estadísticas de las vías, incluyendo un mayor volumen de camiones, furgonetas de reparto, y otros vehículos de carga que transporten mercancías destinadas a empresas y consumidores individuales.

– El desempleo se está reduciendo. Con más gente en el mundo laboral, más personas necesitan desplazarse diariamente a su trabajo. Eso, a su vez, aumenta el riesgo de siniestros viales, y por consiguiente lesiones y muertes.

– El precio del carburante se mantiene bajo, en comparación con los años anteriores. El precio medio de combustible durante el 2016 es un 16% más barato que en 2015. Este hecho invita al usuario a desplazarse con más frecuencia y, a su vez, incrementar los kilómetros recorridos.

El alcohol, la velocidad y la conducción distraída son las tres causas principales de muertes en la carretera. Conducir un vehículo es una de las actividades de más riesgo que realizamos prácticamente a diario, a pesar de décadas de mejoras en el diseño de los mismos y los avances en la seguridad del tráfico.

Debemos y podemos invertir esta tendencia en 2016, por ejemplo, beber y conducir no es casual, sino un error de juicio y es absolutamente prevenible. Recuerda que la Seguridad Vial NO es accidental.

Miryam Moya

BLOOMBERG PHILANTHROPIES:SALVAR VIDAS Y REDUCIR LESIONES EN CARRETERA

RoadSafety-slideshow

Muchas de las carreteras o caminos del mundo carecen de importantes normas de seguridad que podrían ayudar a prevenir las lesiones de tráfico y muertes. Para llenar este vacío, la Iniciativa Bloomberg en seguridad vial se centra en la mejora de las leyes de seguridad vial en 5 países y en implementar intervenciones basadas en la evidencia en 10 ciudades.

De 2007 a 2009, Bloomberg Philanthropies financió un programa piloto en Camboya, México y Vietnam para ver si las intervenciones en seguridad vial probadas podrían adaptarse y utilizarse a escala global. Este esfuerzo se amplió en 2010 para apoyar la puesta en práctica de estas intervenciones con éxito y reducir las muertes y siniestros viales en 10 países de economías con ingresos bajos y medianos que representan la mitad de las muertes por accidentes viales en el mundo – Brasil, Camboya, China, Egipto, India, Kenia, México, Rusia, Turquía y Vietnam.

En 2015, Bloomberg Philanthropies anunció una reinversión $ 125 millones en seguridad vial. Tomando las lecciones aprendidas del programa de 2010-2014, esta reinversión se centra en la implementación de las mejores prácticas de intervenciones en 10 ciudades y en el fortalecimiento de la legislación en 5 países.

 

CambodiaBillboard-800x450

Se centran en realizar siete intervenciones probadas:

CASCOS DE MOTOCICLETA

Los cascos de motocicleta son una forma de disminuir las muertes y discapacidades. el uso del casco reduce el riesgo de lesiones en un 69% y las muertes en un 42%.

CINTURON DE SEGURIDAD

El simple acto de abrocharse un cinturón de seguridad es una de las maneras más eficaces para salvar vidas. El uso del cinturón de seguridad reduce las lesiones graves y mortales en un 40% a un 65%.

BEBER Y CONDUCIR

Beber y conducir aumenta tanto el riesgo de sufrir un siniestro cómo la probabilidad de que se produzca una muerte o una lesión grave.

MEDIDAS PARA REDUCIR LA VELOCIDAD

Un aumento de la velocidad media está directamente relacionada con la probabilidad de sufrir una colisión como con la gravedad de sus consecuencias. Un peatón atropellado por un coche que va 60 km/h tiene una probabilidad del 70% de morir, mientras que un peatón atropellado por un coche que va 40 km/h tiene un 20% de probabilidad de morir – o un 80% de posibilidades de sobrevivir.

TRANSPORTE URBANO SOSTENIBLE

Las carreteras son más seguras al reducir los viajes en vehículos individuales, diseñando modos más seguros de tránsito, incluyendo a los sistemas masivos de transporte, caminar y rutas en bicicleta. Un ejemplo de transporte colectivo es el sistema de buses de tránsito rápido, lo que puede reducir las muertes y los siniestros de un 40% a un 50%.

MEJORAS EN LAS INFRAESTRUCTURAS

Mejoras de seguridad en carreteras tales como la instalación de una mediana o barrera, pasos de peatones controlados, carril marcado y separación, mejora de la intersección, y otras medidas reducen el riesgo de sufrir siniestros mortales y lesiones para todos los usuarios de la carretera, incluyendo los ocupantes de vehículos, motoristas, ciclistas y peatones en un 25% a 40%.

NORMAS FABRICACIÓN VEHÍCULOS

Muchos países de ingresos bajos y medianos tienen poco o nada de normas que regulen la producción de vehículos. Por ejemplo, en Estados Unidos todos los coches deben tener cinturones de seguridad y airbags, que en conjunto reducen el riesgo de muerte en un 61%. Pero en muchos países, los fabricantes de automóviles no creen necesarios el instalar los cinturones de seguridad o airbags, creando un mayor riesgo de muerte y lesiones a sus usuarios.

Casi el 85% de países del mundo carecen de leyes adecuadas para contrarrestar las crecientes tasas de muertes y lesiones en carretera. Como resultado, se estima que 1,24 millones de muertes y de 20 a 50 millones de lesiones ocurren cada año, siendo el 90% de estas muertes producidas en países de ingresos bajos y medianos.
Sin realizar ninguna acción efectiva, los siniestros viales se convertirán en la séptima causa de muerte a nivel mundial en 2030. Esa es la razón por la cual la Iniciativa Bloomberg para la Seguridad Vial Mundial ha dedicado $ 250 millones de dólares a lo largo de 12 años para ejecutar intervenciones que han demostrado reducir las muertes y lesiones en carretera en los países de ingresos medios y bajos.

Miryam Moya

 

 

 

 

 

 

COCHES INTELIGENTES CIRCULANDO POR CARRETERAS DEL SIGLO PASADO

La ecuación es cuanto menos llamativa, sin embargo el énfasis actual que los organismos junto con fabricantes y marcas de la gran industria automotriz confieren a la Inteligencia Artificial que aplicaran a los vehículos y nos salvarán la vida, colisiona de forma brutal con el “deficiente”, próximo al “muy deficiente”, estado de conservación de nuestras carreteras.

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

Una de las causas más comunes, sin embargo, claramente evitables, de los accidentes de tráfico son aquellas lesiones que resultan de las carreteras en mal estado. Al igual que con cualquier accidente el cual no fue su culpa, las reclamaciones por accidentes de tráfico debido al mal mantenimiento en carretera justifican una reclamación de indemnización ante el organismo competente.

 

Algunos siniestros viales son mortales y algunos de ellos son más que eso, ya que en numerosas ocasiones no se profundiza sobre la causa real del accidente, y en bastantes casos las condiciones de la carretera conduce a tales peligros para la seguridad vial.

En la mayoría de los casos la columna vertebral se ve afectada, e incluso traumas severos en la cabeza. La mala conducción unida al pobre mantenimiento de las superficies combinan los peligros estacionales y de tráfico. Es el deber del gobierno mantener en buen estado las carreteras y garantizar la seguridad de los ciudadanos, al igual que el individuo es el único responsable de evitar la conducción imprudente y mantener adecuadamente el vehículo.

Los problemas más comunes que causan los accidentes, excluyendo la señalización vertical, son:

1. Baches:

Usted está conduciendo sobre una superficie aparentemente en buen estado y de repente nota un agujero en medio de la nada, y antes de que pueda darse cuenta, el daño está hecho. Esos baches provocan accidentes graves. Un bache es generalmente causado por un fallo en el pavimento debido a la presencia de agua subyacente a la superficie del suelo. La presencia de tráfico continuo, rompe la superficie de escaso apoyo lo que lleva a producirse un agujero. Estos por lo general se producen debido a:

– El drenaje insuficiente del agua.

– Espesor insuficiente de la superficie.

Para evitar este problema se requiere una conservación y mantenimiento adecuado de la carretera. Es posible reparar baches a través de productos que reparan la superficie con soluciones innovadoras.
2. Capas de hielo:

Es la complicación más frecuente durante los inviernos. Son creadas por:
– Agua.
– Baja capacidad de drenaje de la carretera.
– El exceso de humedad.
– Baja temperatura.

Las capas de hielo se pueden encontrar en casi todas las carreteras en invierno y requieren una conducción prudente. La superficie se convierte en demasiado resbaladiza, lo que provoca un peligro evidente. Se necesita que la superficie helada sea eliminada para así evitar la crisis.

En aquellos tramos excepcionales donde las condiciones meteorológicas invernales pudieran dar lugar a la existencia frecuente de hielo o nieve, por ejemplo en puntos singulares por su grado de humedad o temperatura, se señalizará mediante una señal P-34 que se deberá repetir cada 20 km. Se recomienda tapar esta señal fuera del periodo de vialidad invernal.
3. Manchas de aceite:

El aceite en la carretera también provoca siniestros graves. Generalmente el aceite expulsado por los vehículos tiende a acumularse sobre la superficie de la carretera, que hace que sea lo suficientemente resbaladiza y propenso a provocar un siniestro. Los vehículos deben ser reparados cuando expulsan aceite.

La superficie puede llegar a ser resbaladiza cuando el aceite se deja durante largos periodos de tiempo, por lo que deben ser eliminadas dichas manchas. Hay que saber que si se advirtiera que en un tramo de carretera su pavimento pudiera resultar muy deslizante, se indicará mediante señales P-19, eventualmente complementadas por un panel complementario, y reiteradas a intervalos de un minuto de recorrido.

 

4. Pavimento irregular:

Pavimento emparchado en forma irregular y baches sin arreglar, es bastante común en nuestras carreteras, debido a la mala administración del mantenimiento y conservación, que provoca numerosos siniestros.

 

5. Insuficiente arcén:

El arcén de una carretera hace las veces de un carril adicional que puede proporcionar paradas de emergencia. También ayuda a las ambulancias, coches de policía que se mueven sin perturbar el tráfico. Sin embargo el insuficiente espacio del mismo hace que el tráfico sea más propenso a los accidentes, así como insuficiente capacidad de actuación a los servicios de emergencia.

 

Ninguna pérdida de vida por mala o inexistente conservación es moralmente aceptable, a lo que podemos sumar la importancia de una adecuada conservación y mantenimiento de las vías que nos cuesta a los españoles cerca de 2.000 millones de euros al año, según las estimaciones de la patronal de ingeniería Fidex. Este “impuesto oculto” cómo lo denominan, es el resultado de circular por carreteras en mal estado lo que se traduce en mayor gasto en combustible, debido a un peor deslizamiento del vehículo y un mayor desgaste en la rodadura de los neumáticos. Igualmente, un firme bacheado e irregular puede originar un sin fin de problemas mecánicos para el coche y conlleva costosas averías. Además, un pavimento irregular implica tener que reducir la velocidad y por tanto alargar la duración prevista de los viajes, un tiempo de más que tiene también un mayor coste para los usuarios de la red viaria.

Miryam Moya