RECONSTRUCCIÓN DEL ESPACIO PÚBLICO PARA CONDUCIR A LA SEGURIDAD VIAL EN ARGENTINA

Los Vehículos, conducidos por personas, se desplazan por calles y avenidas sin modificar las características del medio físico. Por ende, las características del medio son las condiciones iniciales que definen la circulación. Por ello identificando y minimizando las condiciones que hoy propician el error humano y las conductas de riesgo; se espera reconstruir la seguridad vial y la calidad del espacio público.

Anuncios

Hace unas semanas el arquitecto argentino Sebastián Inacio me envió un informe dónde realiza un estudio pormenorizado en vías y carreteras argentinas en el que su objetivo es la re-estructuración del espacio vial que conduzca a disminuir la siniestralidad y por ende ganar en Seguridad Vial. Es un enfoque claro que me interesa bastante, muy cerca de la filosofía de Visión Zero.

Cabe destacar que Argentina carece de una legislación específica en materia de diseño de arterias urbanas que considere la temática en seguridad vial.

Su objetivo general es revisar la relación entre el espacio público y el automóvil, para sentar las bases de diseño que propicien una recuperación del ámbito urbano de las calles y avenidas, como cobijo y protección de la vida social, buscando al mismo tiempo, reducir la siniestralidad y la gravedad de las lesiones, ya que la mayor parte de los siniestros viales fatales ocurren en suelo urbano.

Los objetivos específicos son: compartir nuestra interpretación sobre cómo se relacionan el Medio físico, los Vehículos y las Personas durante el fenómeno físico de circular por suelo urbano. En segundo lugar, presentar para su debate una serie de indicadores para identificar condiciones objetivas que propician la ocurrencia de error humano y conductas de riesgo; así como también, parámetros de diseño que producen una errónea percepción de seguridad por parte de los conductores y una excesiva incertidumbre en las intersecciones. Estos indicadores fueron aplicados a un caso de estudio sobre el diseño de calles en ocho provincias argentinas, y serán presentados en forma conjunta con las posibles soluciones o medidas a adoptar.

La totalidad de su trabajo se centra en el estudio de la circulación, es decir, en la fase previa a la ocurrencia del evento, sobre la matriz propuesta por el epidemiólogo estadounidense, William Haddon JR., y en las Leyes de la Física, las cuales son imposible de ignorar.

De acuerdo a los resultados del caso de estudio, y a las altísimas disminuciones registradas en todos los indicadores, se concluye que es posible modificar las condiciones iniciales del Medio físico con consecuencias positivas, a lo cual estoy totalmente de acuerdo.

Estas reducciones alientan a pensar en los beneficios que podría acarrear el re-diseño de las calles argentinas con criterios que contemplen estos indicadores, en especial, considerando que el 70% de los partidos y departamentos de las provincias argentinas cuentan con poblaciones iguales o menores a 50.000 habitantes . A su vez, estos conceptos y estos indicadores invitan a pensar otras alternativas de diseño vial para ciudades de mayor población buscando aplicar los mismos criterios y obtener similares resultados.

Este importante estudio debería de ser apoyado por organismos públicos o privados competentes y así contribuir a una mayor Seguridad Vial en Argentina.

Miryam Moya

 

LOS SINIESTROS AUMENTAN. LA CONDESCENDENCIA NOS ESTÁ MATANDO.

Durante la última década, los nuevos coches poseen avanzados sistemas de control de estabilidad para evitar derrapes, cámaras para prevenir, y más y mejores airbags para proteger a los ocupantes en una colisión. Millones de euros se han gastados en campañas para recordar al público de los peligros de conducir ebrio, sin cinturón de seguridad o de escribir mensajes de texto o hablar por teléfono mientras se conduce.

A pesar de todo, seguimos muriendo en las carreteras.

Durante la última década, los nuevos coches poseen avanzados sistemas de control de estabilidad para evitar derrapes, cámaras para prevenir, y más y mejores airbags para proteger a los ocupantes en una colisión. Millones de euros se han gastados en campañas para recordar al público de los peligros de conducir ebrio, sin cinturón de seguridad o de escribir mensajes de texto o hablar por teléfono mientras se conduce.

A pesar de todo, seguimos muriendo en las carreteras, y el aumento súbito y agudo alarma a los defensores de la seguridad.

Parte del aumento se cree que se deriva en la mejora de la economía, lo que ha llevado a los conductores a conducir más kilómetros tanto de trabajo como de placer. Pero eso explica sólo una parte de la tendencia debido a que el número de muertes es un porcentaje de los kilómetros recorridos que también está aumentando.

El siguiente motivo es el aumento de la conducción distraída. Mientras que los coches y los teléfonos ofrecen ahora controles avanzados de voz y otras funciones destinadas a mantener los ojos de los conductores en la carretera, aplicaciones como Google Maps, Snapchat, Facebook, entre otros han creado nuevas tentaciones que los conductores y los pasajeros encuentran difícil de resistir.

Aproximadamente la mitad de todas las muertes de tráfico involucran conductores bajo la influencia del alcohol o las drogas, necesitamos bloqueos que impidan a los conductores ebrios reincidentes operar sus vehículos bajo sus efectos.

Los recortes presupuestarios constantes han dado como resultado una disminución en el número de guardias que patrullan las carreteras, por lo que aumentan las muertes en siniestros por alta velocidad.

Por todo ello podemos apreciar que la tecnología automotriz aumenta, pero tras una década siguen siendo los mismos motivos los que continúan matando a los conductores: cinturón de seguridad, alcohol y velocidad, a lo que sumamos distracciones portátiles y los recortes presupuestarios que limitan la presencia de patrullas y la conservación y mantenimiento de las carreteras.

Miryam Moya

textgram_1491858878

CONCLUSIONES Y DESEOS EN SEGURIDAD VIAL PARA EL NUEVO AÑO

Pienso disfrutar del viaje, ser prudente y compensar mi coraje con amabilidad y humildad. Deseo encontrar más cortesía al volante, mayor educación vial desde el colegio creando así adultos responsables y conscientes del arma que tienen en sus manos al conducir o al caminar. Deseo ZERO alcohol al volante, y por supuesto ZERO drogas, es una elección que no debemos permitir.

Deseo Administraciones y su personal formado vialmente, coherentes en sus decisiones las cuales nos afectan a todos. Que no sólo ésten dispuestos a recibir Premios y Alabanzas por su buen hacer, sin ni siquiera escuchar al usuario cuando se equivocan y fallan cómo todos, aunque sin olvidar que las consecuencias de sus errores pueden derivar en finales fatales.

Deseo Expertos Viales en puestos relevantes que marquen la diferencia y así SALVAR VIDAS en nuestras carreteras, esa frase que tanto nos gusta…, por ello no sirve ACEPTAR BARCO CÓMO ANIMAL ACUÁTICO, no si nos jugamos la vida en ello.

En estas fechas mucha gente nos animamos a generar iniciativas, activando nuestro deseo innato de comenzar algo nuevo. En ocasiones simplemente cambiamos conductas, relaciones o cualquier cosa que no sea beneficiosa para nosotros.

Solemos pasar tiempo reflexionando sobre los logros y fracasos del pasado año, los sucesos felices y tristes, y prometiéndonos un nuevo comienzo fresco. Creemos que hay un botón misterioso y universal de “reset” que presionándolo empezaremos de nuevo.

El día más agradable para desear a su familia, amigos, colegas, conocidos, padres, familiares, y todas y todos los que conoces.

El Año Nuevo es el tiempo para encontrar nuevo encanto en la vida, lleno de energía positiva y pensamientos a la que un nuevo año comienza en el calendario con mucha esperanza.

Pienso empezar el año en lo más alto – como fuente de inspiración -, averiguar lo que las estrellas tienen en el almacén para mí, y difundir con constancia la seguridad y el conocimiento con el ánimo de llegar al mayor número de personas, no sin antes agradecer humildemente a todos los que se cruzaron en mi camino, de los que aprendí y valoré. 

Pienso disfrutar del viaje, ser prudente y compensar mi coraje con amabilidad y humildad. Deseo encontrar más cortesía al volante, mayor educación vial desde el colegio creando así adultos responsables y conscientes del arma que tienen en sus manos al conducir o al caminar. Deseo ZERO alcohol al volante, y por supuesto ZERO drogas, es una elección que no debemos permitir.

Deseo Administraciones y su personal formado vialmente, coherentes en sus decisiones las cuales nos afectan a todos. Que no sólo ésten dispuestos a recibir Premios y Alabanzas por su buen hacer, sin ni siquiera escuchar al usuario cuando se equivocan y fallan cómo todos, aunque sin olvidar que las consecuencias de sus errores pueden derivar en finales fatales.

Deseo Expertos Viales en puestos relevantes que marquen la diferencia y así SALVAR VIDAS en nuestras carreteras, esa frase que tanto nos gusta…, por ello no sirve ACEPTAR BARCO CÓMO ANIMAL ACUÁTICO, no si nos jugamos la vida en ello. 

Deseo normas reales en contratos que beneficien el mantenimiento y la conservación de carreteras, ya que no se puede permitir a la administración pública exprimir a diestro y siniestro sin despeinarse, lo que afecta a la seguridad común.

En vez de cómo toda la población, pague antes de disfrutar de su compra, exige servicios, obras o mercancia a autónomos y pymes que levantan este país a precios de risa, porque hay que tener muchos … para trabajar 12 horas diarias después de comprar la materia prima necesaria para realizar las exigencias de ésta “nuestra” administración, porque nadie les adelanta nada, y eso lo hemos conseguido gracias a vosotros.

Sí sí, vosotros los organismos y administración, que dejais de pagar durante siglos y aquí no pasa nada, no tenéis ningún tipo de recargo real, sólo pedir y vuestros deseos son concedidos, a precios de risa mientras os hacéis unos sudokus que nunca vienen mal, eso sí que no se os olvide quejaros que para eso siempre hay tiempo.

De vez en cuando recibís la visita del currante, el que trabaja para vosotros prácticamente sin cobrar, el que paga antes de retirar su compra, el que hacienda o la seguridad social machaca literalmente si se retrasa tres días en su pago (si no te puede pagar 100€ cómo te va a pagar 110€ a los tres días, matemática pura 1+1 son 2, ahh sí que eso lo dominais para algo tenía que servir tanto sudoku o matemática aplicada), el que realiza el trabajo para vosotros, sí sí para vosotros y en beneficio de “nuestra” comunidad, esa buenísima persona suele preguntar por el cobro de su factura, no sin antes esperar de 60 a 90 días (por dar un tiempo aproximado claro), y que se encuentra? Por lo general, a un experto en candy crush y materias afines, que evidentemente nunca sabe nada del pago, ni si lo pagarán pronto o tarde ni otras informaciones detalladas que no hay porque darle a esa buena persona que lo aguanta porque no tiene más remedio ya que nadie en éste país de pandereta lo protege, ni tiene la “gran suerte” de especular o malversar fondos que es lo que se lleva ahora, y claro está debe pagar su hipoteca, las medicinas de sus hijos, el colegio, la universidad y un largo etc que evidentemente a la administración no le interesa.

Esto se termina de una sola manera, se acabo darles crédito, que sepan lo que cuesta, que decidan si lo compran y que lo paguen!. Que ningún autónomo ni pyme de las que levantan este país les de absolutamente nada por adelantado, cuando no tengan dónde acudir cambiará el sistema y el buenaz@ del trabajador cobrará como todo el santo mundo que para eso trabaja y sin derecho ni a ponerse enfermo. Que una cosa es amar tú trabajo y otra muy distinta es la esclavitud. Que después de pagar, trabajar, no cobrar hasta que ellos tengan para pagarles ( o eso dicen…, eso sí a hacienda sí que esa no puede esperar), y adelantar pagos, porque el pobre ya no se mantiene ni de pie, que le queda??! Que me lo digan los egocentricos de los sudokus…  las cuentas no salen, o si?

Es la realidad vial de nuestro país, y deseo que cambie y así cambiarán muchas de las cosas que hoy nos mantienen en éste estancamiento poco beneficioso para los usuarios.

Cómo dijo el amigo Vicente Herranz, un día echando la vista atrás recordaremos cuando la gente moría en siniestros en carretera,…, mantengamos la esperanza,… yo no la pierdo.

“El comienzo es la parte más importante del trabajo” -Platón- … comencemos.

Miryam Moya

 

3.500 MUERTES AL DÍA, 150 CADA HORA, 3 MUERTES CADA MINUTO: EL GRAN IMPACTO DE LA CARRETERA EN NUESTRAS VIDAS

Lo que supone es gran cantidad de sufrimiento en las personas que pierden a un ser querido o sufren alguna discapacidad. Por desconocimiento, la gran mayoría no conoce la magnitud de éste desastre. Debemos aumentar la capacidad de los usuarios de la carretera para actuar de acuerdo con las necesidades del medio en el que se desplazan.

Cerca de 1,3 millones de personas mueren en siniestros viales cada año, una media de 3.500 muertes al día, y de 20 a 50 millones de heridos o discapacitados. Más de la mitad de todas las muertes en carretera ocurren entre los adultos jóvenes de 15-44 años de edad.
Los siniestros de tráfico son la novena causa de muerte y el 2,2% de todas las muertes a nivel mundial. Son la principal causa de muerte entre los jóvenes de 15 a 29 años de edad, y la segunda causa principal de muerte en todo el mundo entre los jóvenes de 5 a 14 años de edad.

Cada año cerca de 400.000 personas menores de 25 años mueren en las carreteras del mundo, en promedio, más de 1.000 por día.

La mitad de las víctimas son los usuarios vulnerables, como peatones, ciclistas y motociclistas.

Más del 90% de todas las muertes en carretera se producen en países de bajos y medianos ingresos, que tienen menos de la mitad de los vehículos del mundo.

Los siniestros viales cuestan 518$ millones a nivel mundial, de media un 1-2% de su PIB anual por país. Cuestan a los países de bajos y medianos ingresos 65$ mil millones al año, la cantidad es inferior o igual a la total recibida en la asistencia para el desarrollo.

Datos a parte, lo que supone es gran cantidad de sufrimiento en las personas que pierden a un ser querido o sufren alguna discapacidad. Por desconocimiento, la gran mayoría no conoce la magnitud de éste desastre. Debemos aumentar la capacidad de los usuarios de la carretera para actuar de acuerdo con las necesidades del medio en el que se desplazan.

A menos que se tomen medidas, los siniestros viales se convertirán en la quinta causa principal de muerte en 2030.

En España, si las motos son sólo el 10% de los vehículos, 2 de cada 3 siniestros entre una moto y un coche,el responsable de la colisión es el conductor del coche.

Fatalidad vial, y no vemos manifestaciones por lo que inflige más muertes que los atentados terroristas, las guerras, … Nos preocupamos acerca de las drogas, la inseguridad debido a armas de fuego, …, pero no vemos protestas públicas generalizadas. No son accidentes ni actos del destino. Todo ha sido institucionalizado por cosas como leyes sin culpa y seguro de automóvil, dónde todos compartimos el coste por el hecho de asumir que la conducción es un acto peligroso.

Miryam Moya

Votar Premios Bitácoras 2016 

INSEGURO A CUALQUIER VELOCIDAD, RALPH NADER: 50 ANIVERSARIO DE LAS LEYES DEL TRÁFICO Y SEGURIDAD VIAL

El 9 de septiembre de 1966, hace cincuenta años este mes, el presidente de los EEUU, Lyndon Johnson, al cual el asesinato de Kennedy en 1963 le convirtió automáticamente en presidente, firmó la Ley Nacional de Leyes del Tráfico y Seguridad del Automóvil poniendo así en marcha un gran programa que redujo las victimas en carretera. Ello se debe en buena parte a la figura de Ralph Nader.

En 1966, las muertes en siniestro viales sólo en Estados Unidos alcanzaron la friolera cifra de 50,894. Para el año 2014, la pérdida de vida en carretera era 32,675. Una reducción bastante significativa, que en buena parte se debe a la figura de Ralph Nader.

El 9 de septiembre de 1966, hace cincuenta años este mes, el presidente de los EEUU, Lyndon Johnson, al cual el asesinato de Kennedy en 1963 le convirtió automáticamente en presidente, firmó la Ley Nacional de Leyes del Tráfico y Seguridad del Automóvil poniendo así en marcha un gran programa que redujo las victimas en carretera. Cabe destacar que Johnson como presidente, quería usar su poder agresivamente para eliminar la pobreza y extender los beneficios de la prosperidad para todos. “Este gobierno hoy, aquí y ahora, declara la guerra incondicional a la pobreza en Estados Unidos”, anunció.

El Gobierno de Johnson se preocupó en gran medida por los problemas de seguridad en carretera, en parte debido a los esfuerzos de un joven abogado llamado Ralph Nader. En su libro de 1965, Unsafe at Any Speed: The Designed-In Dangers of the American Automobile (Inseguro a Cualquier Velocidad: El peligroso diseño de los automóviles americanos), Nader argumentó que muchos coches podrían causar la muerte o serias lesiones en accidentes incluso circulando a baja velocidad, señalando a los fabricantes de automóviles los cuales estaban sacrificando características de seguridad en pro de la estética, nombrando modelos específicos en los que la ingeniería defectuosa contribuyó a numerosos siniestros viales.

Cómo por ejemplo, el Chevrolet Corvair de General Motors con su motor trasero con suspensión por ejes oscilantes, se consideró inseguro, ya que cuando la suspensión en sus ruedas traseras bajaba era absolutamente incontrolable. Nader declaró: o es pura insensibilidad o indiferencia, o que no se molestan en averiguar cómo se comportan sus coches, ya que tardaron cuatro años en solucionarlo. El libro se convirtió así en un Best Seller, originando grandes beneficios para los ciudadanos. Personalmente es uno de mis libros de cabecera desde hace años.

En septiembre de 1966, Johnson firmó dos proyectos de ley del transporte. Los primeros fondos proporcionaron a los gobiernos estatales y locales, los medios para que pudieran desarrollar programas de seguridad, mientras que el otro conjunto de normas federales de seguridad iban dirigidas a los vehículos y neumáticos.

Estas leyes establecieron parámetros de seguridad obligatorios a nivel federal para vehículos y conductores, y dieron lugar a la creación de la Administración Nacional de Seguridad de Tráfico en Carreteras (NHTSA). Se tradujo en el asombroso éxito de un programa de seguridad federal que incluyó estándares en seguridad obligatorios en los vehículos cómo: los cinturones de seguridad, airbags, mejores frenos y neumáticos, …, y la actualización de las normas para el conductor y la seguridad vial.

Nader ganó una importante demanda judicial contra la empresa General Motors por espiarlo y tratar de desacreditarlo, y usó el dinero obtenido para fundar el Center for the Study of Responsive Law.

Hoy en día, los desafíos permanecen en mejorar la seguridad de los vehículos de motor, en las supuestas mejoras en infraestructura vial y en la lucha contra los conductores distraídos o bajo influencia. Mucho se ha escrito de vehículos futuristas autónomos. No se deje engañar, pasarán muchos años, si alguna vez existe, hasta que toda la flota de vehículos se convierta en máquinas in-hackeables, sin conductor.

La lucha de los que defendemos la seguridad y salvar vidas en la carretera, incluidos las de los peatones, ciclistas y motoristas, continúa. A pesar de las muchas innovaciones por parte de los proveedores de automoción, que siguen buscando el no inventado.

La gente tiene que organizarse para desafiar a las fuerzas de la injusticia. No queremos un deporte para espectadores, necesitamos una Democracia con resultados. Frederick Douglass nos enseño que “El poder no concede nada sin una demanda. Nunca lo ha hecho y nunca lo hará”.

Miryam Moya

 

 

 

HABLEMOS CLARO DE LA SEGURIDAD VIAL

Prácticamente a diario vemos el aumento en la tasa de mortalidad en carretera. Los Organismos, tratan de restar importancia a la noticia, señalando que las víctimas en carreteras siguen estando en mínimos históricos, repitiéndolo hasta la saciedad.
Sus políticas emergen de los cuerpos legislativos imperfectos, cuyos miembros están mucho más preocupados por su reelección en el cargo que por la realidad vial.

Prácticamente a diario vemos el aumento en la tasa de mortalidad en carretera. Los Organismos, tratan de restar importancia a la noticia, señalando que las víctimas en carreteras siguen estando en mínimos históricos, repitiéndolo hasta la saciedad.

Pero la verdadera historia acerca de nuestra seguridad vial muestra que el problema es el de no abordar de manera adecuada la seguridad en las carreteras, a costa de decenas de miles de vidas al año.

No son comparables los siniestros con vehículos de la década de los 70-80 con los que tenemos actualmente. Los vehículos más antiguos no tenían elementos de seguridad pasiva que minimizaran los daños de los ocupantes del vehículo si se producía un siniestro vial. Ni el diseño de las estructuras de deformación del vehículo que absorbe la energía, al igual que los cinturones de seguridad o los airbags cuya efectividad era bastante inferior a la actual. En cuanto a la seguridad activa de los mismos, carecían de controles de estabilidad y tracción, o ABS. Por todo ello, en caso de siniestro es evidente que el daño no es el mismo que en la actualidad, restamos víctimas con la aplicación y el avance de la tecnología automotriz.

Con motivo de la Campaña #VisionZeroSP realizada en la Semana de la Movilidad Europea perteneciente al #ProjectEdward , me parece absolutamente inmoral las actitudes de ciertas plataformas y organismos varios, defensores aferrimos de la Seguridad en nuestras carreteras. Debemos dejar de “engañar” al público mediante la caracterización de las cosas como dispositivos de “seguridad” que no marcan la diferencia. Las actitudes desinteresadas son las que sí marcan, y es de agradecer reconocer errores y cambiar en pro del bien común.

1474365461171
#VisionZeroSP 

Sus políticas emergen de los cuerpos legislativos imperfectos, cuyos miembros están mucho más preocupados por su reelección en el cargo que por la realidad vial. 

Esto se debe a la política de seguridad continúa para maximizar las ganancias de litigio y las contribuciones políticas resultantes, mientras que hacemos caso omiso de la ciencia, el conocimiento, e incluso la comprensión común. Esto da lugar a la colocación de prioridades prácticamente opuestas a las prestaciones de seguridad, y al rechazo del usuario de la vía, que se traduce en víctimas inadmisibles y.evitables.

Miryam Moya 

ÉXITO DE LA CAMPAÑA #VISIONZEROSP EN LA SEMANA EUROPEA DE LA MOVILIDAD #PROJECTEDWARD, GRACIAS!

Hoy Viernes 16-9-16, se ha llevado a cabo una Campaña en redes con la finalidad de Concienciar y difundir buenas prácticas en Seguridad Vial. En la Semana Europea de la Movilidad dentro del #ProjectEdward , financiado por la Comunidad Europea.

Hemos alcanzado el objetivo de llegar a muchas personas, las cuales por lo menos hoy pensarán en su Seguridad en las vías. Con ello me doy personalmente por satisfecha, aunque el camino no es corto precisamente.

Agradeciendo su apoyo, esfuerzo y máxima implicación, a todos y cada una de las personas que han apoyado la iniciativa, comenzando por Maria José luchadora incansable y motera por pasión, Vicente Herranz y Luz de Cruce, PMSV, Carmen Soler, RiveKids, Campaña #niunpequemasenpeligro, Angry Bikers, Acera Peatonal, Fran Marín, Asociación Nacional de Seguridad Infantil, Seguridad Vial GT, Miedo Conducir Barcelona, Soy tu Conciencia, Xose Luis Martínez, Observatorio de Criminologia Vial, Vial Florida, Josema Vallejo, Juan Barberá, el Porzu, DTM Spain, BcnHarley, Álvaro Couso, Mikel Garrido, Andrés de la Rosa, Lucky,… a todos los que han ayudado a Concienciar que la Seguridad Vial NO es accidental.

<Unidos Salvando Vidas por ZERO VÍCTIMAS en Carretera >
#VisionZeroSP
#nojueguesconmivida
http://www.visionzerosp.org

Inaugurando cómo se merece la Semana Europea de la Movilidad y el Proyecto Edward:

#VisionZeroSP se convirtió en tendencia a seguir en redes después de compartirlo 71334 personas

268 cuentas sólo en Twitter convirtieron, en la semana previa, en Tendencia a #VisionZeroSP  y lo más seguido en Seguridad Vial en las redes

Siendo el 7° puesto Trending Topic en España a las 7 de la mañana

Sabiendo que nuestro esfuerzo seguro que ha merecido la pena

Todos los días deberían ser EDWARD, sabiendo que las acciones pequeñas conducen a grandes mejoras.

Miryam Moya

LA SEGURIDAD VIAL NO ES ACCIDENTAL

LA SEGURIDAD VIAL NO ES ACCIDENTAL

 

– RESPETA SIEMPRE LOS LÍMITES DE VELOCIDAD

– NO UTILICE EL TELÉFONO MÓVIL MIENTRAS CONDUCE

– UTILICE SIEMPRE EL CINTURÓN DE SEGURIDAD O USE EL CASCO SIEMPRE

– NI ALCOHOL, NI DROGAS AL VOLANTE

7b0ca53c84fbbcc1ba13e4fd7c062f24

ELIGE SER RESPONSABLE Y SALVARÁS VIDAS, INCLUYENDO LA TUYA.

Miryam Moya 

DESPROPORCIÓN ACTUAL DE LAS CONDICIONES DE LAS VÍAS RESPECTO AL PROGRESO TÉCNICO DE LOS VEHÍCULOS

El siniestro vial puede considerarse como el resultado final de un proceso en el que se encadenan diversos eventos, condiciones y conductas. Los factores que desembocan en el mismo surgen dentro de la compleja red de interacciones entre el conductor, el vehículo y la vía en unas determinadas condiciones ambientales.
Las CAUSAS DE LOS SINIESTROS las tenemos que deducir en función de los ELEMENTOS o FACTORES DEL MISMO que en todo caso y como mínimo, son tres:
– LA VÍA, dónde se incluyen las condiciones ambientales.
– EL VEHÍCULO.
– EL HOMBRE.
Los dos primeros factores, de carácter material, sólo tienen el valor de medios, al servicio del hombre que los utiliza. Asimismo, éstos son esencialmente objeto de la técnica. El factor preponderante es el hombre.

13445398_1093187674071738_302598121631000232_n

Las mejoras en las carreteras simplifican la tarea de los conductores y aumentan la seguridad. El principal problema que las redes viales actuales presentan al tráfico una desproporción de sus condiciones respecto al progreso técnico sufrido por los vehículos.
Características de la Red Vial Española:
– Su inadecuado carácter radial.
– Su baja densidad por unidad de superficie y población.
– La deficiencia de trazado, y de mantenimiento.

Desde el punto de vista de la investigación de accidentes, dentro del factor vía, se debe estudiar y considerar principalmente:
1.- El trazado de la vía.
2.- La clase de firme.
3.- Las características de la vía.
4.- La señalización.
Dentro del factor vía consideramos además las condiciones ambientales, que le afectan de forma fundamental.
Para conocer las mejoras necesarias en el factor vía, que logren el equilibrio entre el coste de éstas y la disminución de los siniestros, es preciso saber qué relaciones existen entre la frecuencia de los mismos y su gravedad, así cómo las características de los tramos dónde ocurren.

Destacar que en las carreteras de calzada única, las carreteras de tres carriles han dejado de utilizarse por considerarse peligrosas.
· Los mayores índices de siniestros se registran en carreteras de cuatro carriles sin mediana.
· La anchura de los carriles influye sobre los índices de accidentes cuando es menor de tres metros.
· Algo parecido ocurre con la anchura de los arcenes, que incluso cuando tienen más de 2´5 metros pueden dar lugar a un incremento en el índice de accidentes porque se usan indebidamente como carriles de circulación.
· Cuando la mediana tiene más de 8 ó 10 metros de anchura, los accidente por colisión frontal, al atravesar algún vehículo la mediana, son casi imposibles y su probabilidad aumenta conforme disminuye la anchura de la misma.

Las curvas horizontales de radio menor de 400 metros son frecuentemente puntos donde se registran siniestros con mayor frecuencia que otros de menor curvatura.
· Si además coinciden con rampas de gran inclinación esta acumulación llega a ser mucho mayor.
· Más que las propias características geométricas de un elemento del trazado, influye en la frecuencia de los accidentes su carácter aislado o inhabitual en un tramo de carretera.
· El factor sorpresa puede convertir en peligroso un tramo que en otras circunstancias sería relativamente seguro.
El conflicto entre varias corrientes de tráfico que se produce en las intersecciones da lugar inevitablemente a que puedan acumularse los accidentes.
· Un factor con gran influencia en la seguridad es el tipo empleado de regulación de la circulación.
· La utilización de semáforos, permite disminuir el número de colisiones por embestida, pero aumenta la frecuencia de alcances.

Hay que tener en cuenta la importancia que tiene la resistencia al deslizamiento cuando la calzada está mojada, especialmente en aquellos puntos en los que los vehículos han de modificar su velocidad o su trayectoria. Se ha observado frecuentemente que en carreteras de trazado tortuoso la mejora del estado del pavimento, sin modificar el trazado, ha dado lugar a un aumento en el número de los accidentes.

Miryam Moya

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

ESTRATEGIA DE SEGURIDAD VIAL

Así es cómo se empuja a los usuarios a hacer lo correcto, nadie quiere ser victima de un siniestro vial ni provocarlo.Vamos a crear un sistema para los seres humanos en lugar de tratar de ajustar los seres humanos al sistema.

El actual panorama vial en nuestro país no ofrece garantías ni a corto ni a largo plazo por lo que estoy dispuesta a ofrecer las claves para reducir definitivamente los siniestros y aumentar así la seguridad vial de manera eficaz en nuestro país.

Los usuarios de las vías han perdido la fe en el sistema, dando por hecho que el mismo sólo persigue un objetivo: RECAUDAR, en detrimento del valor que evidentemente posee nuestra VIDA. Este pensamiento generalizado que realmente no nos beneficia ha sido institucionalizado por hechos cómo: el suspenso en conservación y mantenimiento de nuestras carreteras, las rígidas sanciones que no diferencian entre economías, muertes y más muertes en carretera a pesar de tener cada vez más radares que deberían “dar su fruto” y no precisamente económico, … , por no hablar de personajes cómo la actual embajadora de seguridad vial de #Michelin, Cristina Pedroche, que en menos de 3 meses ha pasado de odiar el sonidito del intermitente (tic, tic, tic) a abanderar dicha acción, a golpe de talonario evidentemente. En éste ambiente, no podemos sorprendernos de la respuesta que dé nuestra sociedad.

Debemos basarnos en la inevitabilidad del error humano en la calle, la responsabilidad del ingeniero de caminos para la seguridad y el peatón o usuario vulnerable.

El principal problema que tenemos no es realmente la política, sino que se encuentra en el lado del experto. La resistencia más grande que existe viene dada por aquellos economistas políticos que han construido toda su carrera en base al análisis de costes y beneficios. Para ellos es muy difícil pensar en cero, debido principalmente a que sus modelos económicos, tiene costes y beneficios, y aunque tal vez no debería decirlo explícitamente, la idea es que hay un número óptimo de víctimas mortales. Un precio que la sociedad debe pagar por el transporte.

El utilitarismo es una doctrina filosófica que sitúa a la utilidad como principio de la moral. Es un sistema ético-teleológico que determina la concepción moral en base al resultado final. Los resultados, por lo tanto, son la base del utilitarismo. Dicho ésto, el problema es que todo el sector del transporte está muy influenciado por toda la mentalidad utilitarista, y para invertirlo debemos asumir que ninguna perdida de vida en siniestro vial es aceptable. Es más un derecho que te adentra en la política.

Uno de los principales problemas es que debemos Educar Vialmente para trata de cambiar el comportamiento humano, aunque sea una medida futura para reducir los siniestros.

Podemos crear un sistema donde las personas estén a salvo. Basándonos en Visión Cero ya que los suecos nos llevan unos 30 años de adelanto en #SeguridadVial, tenemos que asumir que la gente comete errores y tienen una cierta tolerancia para la violencia externa, pues vamos a crear un sistema para los seres humanos en lugar de tratar de ajustar los seres humanos al sistema. 

¿Por qué debemos poner toda la responsabilidad en el usuario individual de la vía, cuando de sobra sabemos que van a hablar por sus teléfonos, que cruzaran por lugares indebidos, que pueden estar frustrados o no ser felices? Así que vamos a tratar de construir un sistema más humano para usar en su lugar. Y tenemos el conocimiento para hacerlo.

Es una lucha conseguir que nuestros ingenieros entiendan que ellos son responsables, se inicia con ellos. A continuación, el usuario de la vía individuo tiene también una responsabilidad. Pero si algo va mal, se remonta al diseñador del sistema. Pero para hacer eso, los que construyen esta realidad deben aceptar esta filosofía.

El mayor problema son los siniestros viales, y debemos saber que el factor humano está implicado en el 90 por ciento de los mismos. Actualmente el sistema se centra en gran medida en cómo se puede evitar que ocurran accidentes, cómo se puede cambiar el comportamiento y ese tipo de cosas, cómo por ejemplo aplicando sanciones. 

Sinceramente, el principal problema es que diariamente la gente muere o queda gravemente herida. La razón por la que la gente puede tener lesiones graves es principalmente porque tenemos un cierto umbral en el que podemos tolerar la violencia externa, la energía cinética. Y sabemos bastante bien ahora cuánta violencia podemos tolerar, por ejemplo, sabemos que la lejía es veneno para nuestro organismo pero un poco no nos matará. Podemos tolerar hasta un cierto nivel, y eso mismo lo debemos aplicar al tráfico. En un lugar dónde abundan los peatones o usuarios vulnerables no hay porqué prohibir el tráfico rodado, simplemente limitar la velocidad a 30 km/h en vez de a 50 km/h en zona urbana, ¿por qué? Porque si usted es golpeado por un coche que va a 50 km/h el riesgo de sufrir un accidente mortal es superior al 80%, pero si el vehículo conduce a 30 km/h la probabilidad se reduce al 10%.

Es evidente que no es suficiente sólo con cambiar el límite de velocidad. Tal vez sea necesario colocar reductores de velocidad, por lo que los responsables deben pensar en todos los puntos de conflicto que tienen almacenados en su sistema de tráfico, y hacer algo al respecto.

Lo mismo en las intersecciones. Las rotondas se han convertido en muy populares, debido a que son mucho mejores desde el punto de vista de la seguridad, ya que se reduce la velocidad con este tipo de solución. Por lo que la filosofía y la base científica para ello ha comenzado a tener un impacto en la forma en que resolvemos los problemas de seguridad en la sociedad.

Es lo mismo cuando sabemos que la mayoría de los peatones que mueren, mueren en el paso de peatones, cuando tienen la prioridad de paso pero algún vehículo no lo cede. Y si alguien comete un error, en realidad, a continuación, va a crear un problema para estos usuarios de la carretera. Si desea evitarlo, se le deberá dar prioridad al peatón, y el coche tendrá que esperar hasta que pueda pasar sin provocar situaciones de peligro. Tenemos vehículos porque son buenos para la sociedad y debemos usarlos. Sin embargo, debemos fomentar el que en lugares en los que no se necesitan, no hay que utilizarlos tanto como lo hacemos.

Partiendo de la base que los usuario de la vía, conductor o peatón, no desean sufrir un siniestro vial ni provocarlo, el sistema debe ser diseñado para evitar cualquier desenlace fatal. Si sólo nos basamos en la aplicación masiva de sanciones y se piensa que es lo más importante, no se obtendrá un sistema seguro. Va a reducir el riesgo, pero no se va a lograr un sistema seguro.

Lo mismo sucede con los radares que deberían ser cámaras de seguridad. Me explico, se deberían colocar Cámaras de Seguridad en los puntos negros que existen, avisando con anterioridad mediante carteles de que ese tramo de carretera posee una cámara que no va a sancionar a los conductores, eso sí, de forma amable pero contundente hay que avisar que el próximo tramo de carretera es muy peligroso por tener un historial elevado de accidentes por lo que hay que reducir la velocidad y prestar especial cuidado. Por ello, éste sistema de Cámaras NO es recaudatorio simplemente es seguro. No sería un beneficio para el Estado, es una inversión que deben realizar. Hay que reducir la velocidad pero no coger a la gente. Con ello, el debate en nuestra sociedad de que los radares son algo que simplemente contribuye a la recaudación para el Estado terminaría, así la gente entiende que esto se hace simplemente para su seguridad. Así se empuja a los usuarios a hacer lo correcto, nadie quiere ser victima de un siniestro vial ni provocarlo.

Debemos hacer pensar que no es una guerra entre el usuario de la carretera, vulnerables o no, o contra el Estado. Aquí tenemos que tener una perspectiva más holística, por la que el conjunto de elementos relacionados de manera ordenada, contribuyen a un determinado objeto. Dicho objeto es para nosotros nuestra propia #SeguridadVial.

Miryam Moya