COMO SE APROVECHAN LAS ASEGURADORAS DE LA NUEVA LEY PARA NO INDEMNIZAR A LOS ACCIDENTADOS LEVES

El 1 de enero de 2016 entró en vigor la Ley 35/2015, de 22 de septiembre, de reforma del sistema para la valoración de los daños y perjuicios causados a las personas en accidentes de circulación. Esta norma establece el sistema para la valoración de los daños y perjuicios causados a las personas en accidentes de circulación, se aplicará únicamente a los accidentes de circulación que se produzcan tras su entrada en vigor. Por ello, todo siniestro que se produzca a partir de las 00 horas del día 1 de enero de 2016, fecha de entrada en vigor de la Ley, deberá indemnizarse conforme al nuevo baremo de indemnizaciones por accidentes de tráfico.

Cómo bien apuntan esta semana en su publicación peritos de accidentes, a pesar de que el nuevo baremo ha creado la “Cita con el Forense” pagada por la aseguradora, la cuestión es que un gran número de accidentes leves no podrán acudir a este médico forense porque las aseguradoras están usando una estrategia legal de no hacer Oferta Motivada, dejando a estos miles de accidentados en situación de indefensión total. Por tanto, las aseguradoras están obstaculizando el acceso de miles de accidentados al médico forense.

En esencia la Oferta Motivada, como su nombre indica, es un escrito por el cual la aseguradora pone a disposición del perjudicado la cantidad de dinero que considera que le corresponde en concepto de indemnización por sus lesiones. El epígrafe d) se nos muestra como algo beneficioso para el accidentado, ya que apunta a que el hecho de que cobre el importe que le ofrece la aseguradora no implica que no pueda luego interponer demanda si considera que dicha cantidad no se ajusta a la indemnización que debería cobrar. Por poner un ejemplo:
– El accidentado sufre unas lesiones que debieran ser indemnizadas en 8.000 euros.
– El seguro le remite una Oferta Motivada de 6.000 euros.
– Como no ha de realizar renuncia alguna, el accidentado acepta “a cuenta” esos 6.000 euros.
– Al accidentado no le interesa interponer una demanda contratando a un abogado, procurador y perito para reclamar los 2.000 euros que le faltan, por lo que se desanima y se salen con la suya, fin de la historia.
Por ello muestra bien a qué parte beneficia. Y es que con el procedimiento anterior, las lesiones del accidentado eran en primer lugar valoradas por un médico objetivo (el forense) y si alguna de las partes no estaba de acuerdo con dicho informe, solicitaba uno a un perito médico “afecto”. El nuevo sistema hace justo todo lo contrario: en primer lugar nos valora el médico de la compañía, y si no estamos de acuerdo con su informe a la baja entonces tenemos que invertir un tiempo adicional y dinero para acudir o bien a uno neutral (el forense) o a un perito privado que esté de nuestra parte. Con esto se pretende, sin duda alguna, que volvamos a los tiempos en que el ciudadano que sufría un accidente de tráfico con lesiones aceptara la propina que le quisiera dar la aseguradora.
Esta estratagema que están siguiendo las compañías les está ahorrando el pago de más del 60% de sus accidentes leves.
Pues bien la solución es la siguiente:
1º.- Si sufrimos un accidente leve, lo primero que debes hacer es contratar un informe de biomecánica que lo realiza el perito, con el cual tú abogado podrá iniciar la Reclamación Previa con garantías de que vas a obtener una Oferta motivada y no una Respuesta motivada.
2º.- A partir de aquí, tú abogado podrá solicitar que te vea el médico forense, y así tendrá
garantizada esta valoración médico pericial del juzgado.
3º.- Además, si luego no estás de acuerdo con el ofrecimiento de la aseguradora (Oferta Motivada), siempre podrás hacer una Nueva Reclamación Previa adjuntando (además de tu informe de biomecánica) tu informe del médico Forense.
Miryam Moya
Anuncios

MULTAS PEATONALES DE 640€ VERSUS MOVILIDAD SOSTENIBLE

La Ley de Vehículos de Motor de Nueva Escocia (Cánada), propone cambios que aumentarán el importe en multas por colisiones con peatones. Proponen imponer sanciones de 640€ a los peatones que no presionen el botón del semáforo en los pasos de peatones, o que no cedan el paso a los vehículos cuando tengan preferencia. Los conductores que no cumplan con las reglas también se enfrentan a la misma multa, aunque éstas no son tan específicas y desproporcionadas, ya que ni siquiera se propone descender la velocidad.

http://www.geoffmaclellan.ca

Geoff MacLellan, Ministro de Transporte y Renovación de Infraestructura en Nueva Escocia, lo describe como un tema “importante” y dice que incluso el debate sobre las multas está ayudando a crear conciencia.

“No se trata de un castigo, esa es lo más importante a recordar, se trata de disuadir a estas acciones”, dijo.

Él declara que las multas se incrementan en un esfuerzo por nivelar el campo de juego.

“No se trata de los peatones, se trata de conductores, se trata de los ciclistas, y sin duda queremos que estén en consonancia y conseguir más cohesión.”




http://btr.michaelkwan.com/

Sabemos que caminar posee numerosos beneficios cómo: mejorar la salud, reducir la contaminación, ayudar a los propietarios de pequeñas empresas a prosperar, entre otros muchos, y que los peatones deben seguir las reglas sobretodo por su propia seguridad. Ya que no es proporcional ni comparable, si un peatón comete un error lo más grave probablemente sea poner su vida en riesgo, si el error lo comete un conductor puede matar a alguien. Recalcando que si los peatones están creando riesgos en el tráfico sin tener en cuenta a los demás, deben ser penalizados.

http://www.rueziffra.com

La Organización Mundial de la Salud estima que para que una ley de tránsito sea eficaz, debe hacerse cumplir rigurosamente.

Numerosos detractores, apuntan a que es una Ley dirigida a personas de bajos recursos económicos. Quién NO puede permitirse el lujo de comprar un coche? Pues probablemente las mismas personas que no puedan pagar una multa de 640€ o 697$. 

Con ésta propuesta, la seguridad de quién quieren salvaguardar? 

En un principio, las calles eran compartidas por las personas, los tranvías y las bicicletas, siendo poco común darse fatalidades en siniestros de tráfico.

En aquella época, los coches eran los forasteros. Cada vez que un peatón era golpeado por un vehículo motorizado, multitudes enfurecidas se agitaban contra el conductor. Los coches trajeron un acelerado aumento de las muertes de tráfico y aún hoy matan a millones de peatones al año en todo el Mundo. Entonces, los fabricantes de automóviles comenzaron a presionar para tipificar como delito cruzar la calle y anexaron efectivamente la mayoría de nuestro espacio público para los vehículos.

Los peatones no son los que hacen la vida peligrosa para los coches. Desde entonces, los coches hicieron la vida peligrosa para los peatones.

La gente en la calle son el alma de las ciudades, convirtiendo los lugares en prósperos y vibrantes. Hemos pagado un coste enorme en nuestra calidad de vida, la salud y el aire, al ser invadidos en nuestras ciudades por ellos. Lo último que se debería permitir es que a las personas que, por suerte, todavía caminan, le sumen otro costo enorme al simple y saludable hecho de caminar.

El proyecto de ley no se convierte en ley hasta su proclamación, y aún no se ha fijado fecha para ello.

Miryam Moya
http://www.miryammoya-perito-judicial.com/





LAS LEYES DEL CASCO OBLIGATORIO MUESTRA QUIEN ES REALMENTE EL DUEÑO DE LA CARRETERA

En los comienzos del vehículo de motor, se extendió la idea de que los conductores de vehículos asesinaban a inocentes por las calles de la ciudad en sus incontrolables máquinas motorizadas, idea que implicaba una adicción a la velocidad a expensas de la vida humana.
http://aluanatraficoyseguridadvial.blogspot.com.es/2015/09/maquinas-de-matar.html

La mayoría de estas muertes eran peatones en las ciudades, y la mayoría de ellos eran niños. La idea generalizada era que el conductor era el máximo responsable del siniestro. Frente a la epidemia de fatalidad vial, hubo protestas públicas feroces incluyendo enormes mítines, editoriales de periódicos vehementes, e incluso aglomeraciones enfurecidas que atacaron a los automovilistas a raíz de alguna colisión.
La industria automotriz respondió mediante el montaje de una guerra de propaganda enmascarada como una campaña de seguridad. A través de una serie de transformaciones sociales, legales y físicas, se reformulan los argumentos sobre la seguridad de los vehículos mediante la colocación de la culpa a los conductores imprudentes y a los peatones descuidados, en lugar de la mera presencia de los coches.
15minutenews
Esta carnicería continúa en la época actual, pero hace tiempo que hemos ignorado el sentimiento de indignación por la muerte por colisión de vehículo, y directamente se tiende a culpar a la víctima. Cruzar la calle durante mucho tiempo ha sido considerado prácticamente “delito”. Efectivamente, hemos perdido la igualdad de acceso a las vías públicas a menos que estemos dispuestos y capaces de asumir la factura considerable que supone poseer un coche. En cambio, lo que tenemos es una infraestructura optimizada para los vehículos privados y una nación de conductores subvencionados que se resisten a la idea de subvencionar cualquier otra forma de transporte, y que reaccionan a una multa de estacionamiento como si hubieran sido crucificados. 
Es la idea de “iguales“, una forma insidiosa de mostrar la desigualdad en la que pretendemos aplicar la ley de “los poderosos contra los débiles“, con lo que por supuesto no quiero decir que no deba haber coches.
Parece ser que todo está cambiando, las ciudades y pueblos instalan nuevos carriles bici, se cierran zonas para uso peatonal y de ciclistas, entre otras medidas. La industria automotriz también parece cambiar, fabrican coches eléctricos y adaptan la tecnología en lo vehículos con sensores y cámaras para compensar más de un siglo de olvido del conductor culturalmente reforzado. Google y Apple trabajan desde hace años en una tecnología para fabricar un vehículo que circule solo, proyectando vehículos que serán manejados completamente a través de ordenador, prescindiendo así de volante y pedales.
Pues no se deje engañar, la industria automotriz siempre ha resurgido de sus propias cenizas a lo largo de su propia historia. Sin embargo, no están comenzando con los peatones, están empezando con los ciclistas. El primer paso se centra en las leyes del casco. Cuando ocurre un siniestro dónde están implicados un coche y un ciclista resultando herido o fallecido éste último, hemos llegado al punto de asumir directamente la culpa del suceso al ciclista. Es por eso que cada vez que usted lee una noticia sobre un ciclista que ha resultado herido o muerto, el artículo menciona cascos, independientemente de que éste detalle sea o no sea relevante: “Las piernas del ciclista fueron aplastadas por la apisonadora desbocada. No se piensa en criminalidad. La víctima no llevaba puesto el casco”. Lo que no resta importancia al uso del mismo en nuestras infraestructuras españolas, que quede claro.
Estadísticas de lesiones en la cabeza en ciclismo son tan ambiguas que incluso diferentes gobiernos se han visto obligados a dejar de exagerar la eficacia del casco usado en bicicleta bajo la Ley de Calidad de Datos o Ley de Calidad de la Información, cómo es el caso de EEUU.
La industria automotriz, la industria de seguros y los organismos abogan por las leyes del casco. En primer lugar, cuando se obliga a la gente a usar el casco se traslada la responsabilidades a los ciclistas y se absuelve a los gobiernos de la necesidad de construir una mejor infraestructura para el ciclismo. “No vamos a construir ningún carril bici. Ocupan mucho aparcamiento”.
 
En segundo lugar, las leyes del casco desalientan a la gente a usar las bicicletas para desplazarse a diario resultándoles un inconveniente, ya que parece más peligroso de lo que realmente es. En Australia,  hay numerosas pruebas de que las leyes del casco han hecho mucho más para frenar el crecimiento del ciclismo que para mantener a los ciclistas más seguros.
Fuente: visitabo.com
En países como Holanda o Dinamarca, dónde montones y montones de personas circulan en bicicleta, ver a un ciclista con casco es casi tan raro como a un conductor de coche con casco en España. Y sin embargo, parece que les va bastante bien, tal vez porque tienen buenas infraestructuras para las numerosas bicicletas que circulan por sus vías, y lo más importante que ellos aún se suscriben a la idea de que la persona que opera la máquina gigante en la vía pública tiene que ser la responsable de no matar a la gente que transita por ella.
Pero ésto es sólo el principio, Volvo va un paso más allá creando en colaboración con Albedo 1oo, un spray reflectante cuyo efecto dura aproximadamente siete días. Life Paint es transparente, no afecta al tejido y se puede aplicar tanto a las prendas de ropa como a la bicicleta. A la luz del día no se percibe, sus partículas brillan durante la noche al recibir cualquier foco de luz, convirtiendo así al ciclista en un objeto visible .
 
 
 
Parece una manera de gritarles a los demás usuarios que están cerca de un ciclista. Nadie tiene que “gritar” para obtener atención mientras se está conduciendo un coche. Usted da por sentado que los demás usuarios lo perciben y no colisionarán contra usted.
Esta es sólo otra manera de que los conductores eviten toda responsabilidad de lo que hacen con sus coches a otros usuarios de la carretera.
 
 
PRIMER CARRIL BICI SOLAR DEL MUNDO, HOLANDA
Fuente: www.wowamazing.com
 
 
 
Me pregunto ¿es tan difícil usar en exclusiva buenas infraestructuras para ciclistas?
 
Los políticos y sus organismos abogan por leyes del casco obligatorio, y las compañías de automóviles están sugiriendo rociarnos a nosotros mismos de la cabeza a los pies con brillantina antes de montar en nuestras bicicletas. A este ritmo, no pasará mucho tiempo antes de que necesitemos una licencia y registro para operar con una bicicleta, llevar circuitos de iluminación, “cascos inteligentes”, y un GPS en el trasero para no ser golpeado por un Apple Car. Y después pasaremos a los peatones.