VILADECANS: LA DEFICIENTE INFRAESTRUCTURA VIAL QUE PUEDE INDUCIR AL ERROR

Usted probablemente ha visto algunas señales que identifican dónde están las rutas principales, pero están tan desordenadas, que elegir qué camino seguir es como decidir si se debe elegir entre el cable rojo o azul que desactive la bomba. Todo lo que puede hacer es adivinar.

Anuncios

Ley por definición significa un conjunto de reglas que son prescritas por una autoridad dada con el objetivo de mantener la ley, el orden y la paz en la sociedad.

Situémonos en Viladecans (Barcelona), y apreciemos una decisión vial fruto de la inexperiencia y de la básica formación en este campo. Puedo suponer desde mi buena fe, que lo que han pretendido señalizar con esa marca vial en forma de sinuosa flecha, es la presencia de una rotonda en la cual los vehículos podrán girar hacia la izquierda.

viladecans-1

Pues bien, el usuario de a pie que simplemente conoce las normas en la medida que se le facilitan en la preparación del carné de conducir, que piensan los responsables que estos usuarios entenderán con esta marca vial?

Flecha junto a sendas líneas continuas, cuyo significado es el de no traspasar, al uso, es un muro o una pared. Sinceramente, creen que en pocos segundos el usuario de la vía comprenderá esta innovación no carente de creatividad? 

Conducir no siempre es una tarea sencilla. Los conductores a menudo se confunden, los símbolos a veces distraen, y por ende la deficiente infraestructura vial puede inducir al error.

Idealmente, suponemos que un signo aclara una condición de la carretera, ya sea para avisarle de un giro brusco, una zona de construcción o un animal salvaje que pueda cruzar su camino. Pero algunas señales de tráfico nublan el juicio en vez de dar una imagen clara. De hecho, usted puede tener sus propias historias girando alrededor de una señal de tráfico que le dejó desconcertado, irrisorio o molesto.

Algunos signos son difíciles de leer no por lo que está escrito en ellos, sino por cómo están dispuestos. Y las señales de tráfico confusas contienen direcciones opuestas, que por alguna razón, generalmente son las que señalan direcciones. Usted probablemente ha visto algunas señales que identifican dónde están las rutas principales, pero están tan desordenadas, que elegir qué camino seguir es como decidir si se debe elegir entre el cable rojo o azul que desactive la bomba. Todo lo que puede hacer es adivinar.

Al usuario le digo que a lo largo de su carrera cómo conductor, se va a encontrar bastantes señales que tienen poco o ningún sentido. Parecerán más ilustraciones infantiles, símbolos oscuros o frases escritas por una persona que había bebido demasiado. Piense que muchas señales de tráfico son sólo el subproducto de funcionarios -viales- que estaban demasiado ocupados (o demasiado perezosos) para pensar en la naturaleza arbitraria de los símbolos y las palabras o símbolos que utilizaron. Afortunadamente, descubrir lo que significan no requiere ciencia compleja. Así que si usted encuentra una señal de tráfico extraña aquí o en otro país, relajese sabiendo que no tiene que arruinar su día o su viaje. Pregunte acerca de su significado, tome fotos e intentaremos reírnos de ello más tarde.

 

El síndrome del caos es una disminución crónica de la capacidad del sistema político para la auto-organización. Comienza con el debilitamiento de las instituciones y los partidos políticos, políticos de carrera y líderes, que históricamente han responsabilizado a los políticos entre sí y han impedido que todos en el sistema persiguieran desnudos intereses propios todo el tiempo. A medida que la influencia de estos intermediarios se desvanece, los políticos, los activistas y los votantes se vuelven cada vez más individualistas e irresponsables. El caos se convierte en lo nuevo normal, tanto en las campañas como en el propio gobierno, y esto es lo que he podido apreciar en las últimas intervenciones realizadas por el Ayuntamiento de Viladecans (Barcelona), que sinceramente me han dejado atónita, después de aportarme la información al completo Fran Marín @marin_fj.

El teniente alcalde, Jordi Mazón, afirma sin despeinarse durante el último Pleno celebrado, que el Reglamento General de la Circulación NO es de obligado cumplimiento en vía urbana, ya que obedecen a sus propias Ordenanzas Municipales. Lo que estamos viendo no es un espasmo temporal de caos, sino un síndrome del caos en toda regla. 

screenshot_20161127-184440

 

 

No puedo creer que con tanto título sea capaz de afirmar tal barbaridad sin sentido. Tampoco puedo comprender que cómo habiendo tantos profesionales de la señalización y de la seguridad vial, la persona encargada de realizar estas tareas sea Físico, lo que por otro lado explica semejante aberración, y dudo que ni tan siquiera se haya leído el RGC. 

 

 

 

Las leyes, las ordenanzas y los mandatos son muy importantes para que una sociedad logre el orden, la justicia y la seguridad. En el lugar donde las leyes no existen, la inseguridad y el caos son la norma. 

 

screenshot_20161127-122247

Por ello deben saber que ni las Ordenanzas Municipales,ni los Reglamentos locales,contendrán preceptos opuestos a las leyes o disposiciones generales. No inventen cuando lo que deberían hacer es formarse e informarse, y así no añadirán más peligro al hecho de conducir.

Miryam Moya

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s