ESTRATEGIA DE SEGURIDAD VIAL

Así es cómo se empuja a los usuarios a hacer lo correcto, nadie quiere ser victima de un siniestro vial ni provocarlo.Vamos a crear un sistema para los seres humanos en lugar de tratar de ajustar los seres humanos al sistema.

Anuncios

El actual panorama vial en nuestro país no ofrece garantías ni a corto ni a largo plazo por lo que estoy dispuesta a ofrecer las claves para reducir definitivamente los siniestros y aumentar así la seguridad vial de manera eficaz en nuestro país.

Los usuarios de las vías han perdido la fe en el sistema, dando por hecho que el mismo sólo persigue un objetivo: RECAUDAR, en detrimento del valor que evidentemente posee nuestra VIDA. Este pensamiento generalizado que realmente no nos beneficia ha sido institucionalizado por hechos cómo: el suspenso en conservación y mantenimiento de nuestras carreteras, las rígidas sanciones que no diferencian entre economías, muertes y más muertes en carretera a pesar de tener cada vez más radares que deberían “dar su fruto” y no precisamente económico. En éste ambiente, no podemos sorprendernos de la respuesta que dé nuestra sociedad.

Debemos basarnos en la inevitabilidad del error humano en la calle, la responsabilidad del ingeniero de caminos para la seguridad y el peatón o usuario vulnerable.

El principal problema que tenemos no es realmente la política, sino que se encuentra en el lado del experto. La resistencia más grande que existe viene dada por aquellos economistas políticos que han construido toda su carrera en base al análisis de costes y beneficios. Para ellos es muy difícil pensar en cero, debido principalmente a que sus modelos económicos, tiene costes y beneficios, y aunque tal vez no debería decirlo explícitamente, la idea es que hay un número óptimo de víctimas mortales. Un precio que la sociedad debe pagar por el transporte.

El utilitarismo es una doctrina filosófica que sitúa a la utilidad como principio de la moral. Es un sistema ético-teleológico que determina la concepción moral en base al resultado final. Los resultados, por lo tanto, son la base del utilitarismo. Dicho ésto, el problema es que todo el sector del transporte está muy influenciado por toda la mentalidad utilitarista, y para invertirlo debemos asumir que ninguna perdida de vida en siniestro vial es aceptable. Es más un derecho que te adentra en la política.

Uno de los principales problemas es que debemos Educar Vialmente para trata de cambiar el comportamiento humano, aunque sea una medida futura para reducir los siniestros.

Podemos crear un sistema donde las personas estén a salvo. Basándonos en Visión Cero ya que los suecos nos llevan unos 30 años de adelanto en #SeguridadVial, tenemos que asumir que la gente comete errores y tienen una cierta tolerancia para la violencia externa, pues vamos a crear un sistema para los seres humanos en lugar de tratar de ajustar los seres humanos al sistema. 

¿Por qué debemos poner toda la responsabilidad en el usuario individual de la vía, cuando de sobra sabemos que van a hablar por sus teléfonos, que cruzaran por lugares indebidos, que pueden estar frustrados o no ser felices? Así que vamos a tratar de construir un sistema más humano para usar en su lugar. Y tenemos el conocimiento para hacerlo.

Es una lucha conseguir que nuestros ingenieros entiendan que ellos son responsables, se inicia con ellos. A continuación, el usuario de la vía individuo tiene también una responsabilidad. Pero si algo va mal, se remonta al diseñador del sistema. Pero para hacer eso, los que construyen esta realidad deben aceptar esta filosofía.

El mayor problema son los siniestros viales, y debemos saber que el factor humano está implicado en el 90 por ciento de los mismos. Actualmente el sistema se centra en gran medida en cómo se puede evitar que ocurran accidentes, cómo se puede cambiar el comportamiento y ese tipo de cosas, cómo por ejemplo aplicando sanciones. 

Sinceramente, el principal problema es que diariamente la gente muere o queda gravemente herida. La razón por la que la gente puede tener lesiones graves es principalmente porque tenemos un cierto umbral en el que podemos tolerar la violencia externa, la energía cinética. Y sabemos bastante bien ahora cuánta violencia podemos tolerar, por ejemplo, sabemos que la lejía es veneno para nuestro organismo pero un poco no nos matará. Podemos tolerar hasta un cierto nivel, y eso mismo lo debemos aplicar al tráfico. En un lugar dónde abundan los peatones o usuarios vulnerables no hay porqué prohibir el tráfico rodado, simplemente limitar la velocidad a 30 km/h en vez de a 50 km/h en zona urbana, ¿por qué? Porque si usted es golpeado por un coche que va a 50 km/h el riesgo de sufrir un accidente mortal es superior al 80%, pero si el vehículo conduce a 30 km/h la probabilidad se reduce al 10%.

Es evidente que no es suficiente sólo con cambiar el límite de velocidad. Tal vez sea necesario colocar reductores de velocidad, por lo que los responsables deben pensar en todos los puntos de conflicto que tienen almacenados en su sistema de tráfico, y hacer algo al respecto.

Lo mismo en las intersecciones. Las rotondas se han convertido en muy populares, debido a que son mucho mejores desde el punto de vista de la seguridad, ya que se reduce la velocidad con este tipo de solución. Por lo que la filosofía y la base científica para ello ha comenzado a tener un impacto en la forma en que resolvemos los problemas de seguridad en la sociedad.

Es lo mismo cuando sabemos que la mayoría de los peatones que mueren, mueren en el paso de peatones, cuando tienen la prioridad de paso pero algún vehículo no lo cede. Y si alguien comete un error, en realidad, a continuación, va a crear un problema para estos usuarios de la carretera. Si desea evitarlo, se le deberá dar prioridad al peatón, y el coche tendrá que esperar hasta que pueda pasar sin provocar situaciones de peligro. Tenemos vehículos porque son buenos para la sociedad y debemos usarlos. Sin embargo, debemos fomentar el que en lugares en los que no se necesitan, no hay que utilizarlos tanto como lo hacemos.

Partiendo de la base que los usuario de la vía, conductor o peatón, no desean sufrir un siniestro vial ni provocarlo, el sistema debe ser diseñado para evitar cualquier desenlace fatal. Si sólo nos basamos en la aplicación masiva de sanciones y se piensa que es lo más importante, no se obtendrá un sistema seguro. Va a reducir el riesgo, pero no se va a lograr un sistema seguro.

Lo mismo sucede con los radares que deberían ser cámaras de seguridad. Me explico, se deberían colocar Cámaras de Seguridad en los puntos negros que existen, avisando con anterioridad mediante carteles de que ese tramo de carretera posee una cámara que no va a sancionar a los conductores, eso sí, de forma amable pero contundente hay que avisar que el próximo tramo de carretera es muy peligroso por tener un historial elevado de accidentes por lo que hay que reducir la velocidad y prestar especial cuidado. Por ello, éste sistema de Cámaras NO es recaudatorio simplemente es seguro. No sería un beneficio para el Estado, es una inversión que deben realizar. Hay que reducir la velocidad pero no coger a la gente. Con ello, el debate en nuestra sociedad de que los radares son algo que simplemente contribuye a la recaudación para el Estado terminaría, así la gente entiende que esto se hace simplemente para su seguridad. Así se empuja a los usuarios a hacer lo correcto, nadie quiere ser victima de un siniestro vial ni provocarlo.

Debemos hacer pensar que no es una guerra entre el usuario de la carretera, vulnerables o no, o contra el Estado. Aquí tenemos que tener una perspectiva más holística, por la que el conjunto de elementos relacionados de manera ordenada, contribuyen a un determinado objeto. Dicho objeto es para nosotros nuestra propia #SeguridadVial.

Miryam Moya

 

 

 

 

 

UN IMPACTO A 60KM/H NO ES EL DOBLE DE FUERTE QUE UNO A 30, ES 4 VECES MÁS

Un impacto a 60 km/h es equivalente a caer desde una altura de 14 metros. Un impacto a 100 km/h equivale a caer desde una altura de unos 20 metros, y a 150 km/h corresponde a una caída de 85 metros de altura. Es bastante significativo que un impacto a 60 km/h no es el doble de fuerte que uno a 30 km/h, sino 4 veces más.

La velocidad aumenta la posibilidad de sufrir un accidente, y lo que es peor aumenta la violencia del impacto. A una velocidad adecuada a la vía y a las condiciones que la rodean, nuestras posibilidades de estrellarnos, resultando muertos o gravemente heridos en la carretera, se reducirían drásticamente.

Hay tres tipos de exceso de velocidad:

– El exceso de velocidad de bajo nivel es donde los conductores viajan 5 km/h encima de los límites establecidos.

– El exceso de velocidad excesiva es cuando deliberadamente los conductores viajan muy por encima de los límites de velocidad.

– El exceso de velocidad inapropiada es cuando se conduce demasiado rápido para las condiciones existentes, tales como las condiciones climáticas, de luz, de tráfico y de carretera.

A nivel mundial se estima que en el 40% de las fatalidades en siniestros viales, está involucrado el exceso de velocidad. A mayor velocidad de impacto, mayor es la probabilidad de que ocurran lesiones graves.

FOTO impacto frontal

 

Un impacto a 60 km/h es equivalente a caer desde una altura de 14 metros. Un impacto a 100 km/h equivale a caer desde una altura de unos 20 metros, y a 150 km/h corresponde a una caída de 85 metros de altura. Es bastante significativo que un impacto a 60 km/h no es el doble de fuerte que uno a 30 km/h, sino 4 veces más.

 

La alta velocidad reduce la capacidad del conductor para dirigir de forma segura, especialmente en curvas o en maniobras al evitar colisiones. También aumenta la distancia necesaria para frenar y extiende la distancia que recorre el vehículo mientras el conductor reacciona ante una situación peligrosa. Por ejemplo, si viajamos a 100 km por hora recorremos unos 28 metros en un segundo, demasiada distancia en tan poco tiempo que muestra la incapacidad de reacción satisfactoria por parte del conductor del vehículo.

foto CAMPO VISUAL CONDUCCION

Cabe destacar que a 35 km/h el campo visual del conductor, que es de 104 grados, permite detectar sin dificultad objetos que están fuera de los márgenes de la carretera, a 100 km/h ese campo de visión se reduce a 42 grados limitando la percepción sólo a elementos muy cercanos a la calzada, lo cual impedirá al conductor advertir una situación de riesgo que suceda en el exterior de la vía.

Recuerda que los límites de velocidad no son impuestos por capricho de las autoridades, sino producto de los estudios del perfil de la carretera, sus pendientes, peraltes, inclinación lateral y radios de curvatura, que determinan a cuánto se puede circular.

Conduciendo a la velocidad adecuada, mejoramos la seguridad vial mediante la reducción drástica del número de víctimas por exceso de velocidad.

Miryam Moya

 

COCHES INTELIGENTES CIRCULANDO POR CARRETERAS DEL SIGLO PASADO

La ecuación es cuanto menos llamativa, sin embargo el énfasis actual que los organismos junto con fabricantes y marcas de la gran industria automotriz confieren a la Inteligencia Artificial que aplicaran a los vehículos y nos salvarán la vida, colisiona de forma brutal con el “deficiente”, próximo al “muy deficiente”, estado de conservación de nuestras carreteras.

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

Una de las causas más comunes, sin embargo, claramente evitables, de los accidentes de tráfico son aquellas lesiones que resultan de las carreteras en mal estado. Al igual que con cualquier accidente el cual no fue su culpa, las reclamaciones por accidentes de tráfico debido al mal mantenimiento en carretera justifican una reclamación de indemnización ante el organismo competente.

 

Algunos siniestros viales son mortales y algunos de ellos son más que eso, ya que en numerosas ocasiones no se profundiza sobre la causa real del accidente, y en bastantes casos las condiciones de la carretera conduce a tales peligros para la seguridad vial.

En la mayoría de los casos la columna vertebral se ve afectada, e incluso traumas severos en la cabeza. La mala conducción unida al pobre mantenimiento de las superficies combinan los peligros estacionales y de tráfico. Es el deber del gobierno mantener en buen estado las carreteras y garantizar la seguridad de los ciudadanos, al igual que el individuo es el único responsable de evitar la conducción imprudente y mantener adecuadamente el vehículo.

Los problemas más comunes que causan los accidentes, excluyendo la señalización vertical, son:

1. Baches:

Usted está conduciendo sobre una superficie aparentemente en buen estado y de repente nota un agujero en medio de la nada, y antes de que pueda darse cuenta, el daño está hecho. Esos baches provocan accidentes graves. Un bache es generalmente causado por un fallo en el pavimento debido a la presencia de agua subyacente a la superficie del suelo. La presencia de tráfico continuo, rompe la superficie de escaso apoyo lo que lleva a producirse un agujero. Estos por lo general se producen debido a:

– El drenaje insuficiente del agua.

– Espesor insuficiente de la superficie.

Para evitar este problema se requiere una conservación y mantenimiento adecuado de la carretera. Es posible reparar baches a través de productos que reparan la superficie con soluciones innovadoras.
2. Capas de hielo:

Es la complicación más frecuente durante los inviernos. Son creadas por:
– Agua.
– Baja capacidad de drenaje de la carretera.
– El exceso de humedad.
– Baja temperatura.

Las capas de hielo se pueden encontrar en casi todas las carreteras en invierno y requieren una conducción prudente. La superficie se convierte en demasiado resbaladiza, lo que provoca un peligro evidente. Se necesita que la superficie helada sea eliminada para así evitar la crisis.

En aquellos tramos excepcionales donde las condiciones meteorológicas invernales pudieran dar lugar a la existencia frecuente de hielo o nieve, por ejemplo en puntos singulares por su grado de humedad o temperatura, se señalizará mediante una señal P-34 que se deberá repetir cada 20 km. Se recomienda tapar esta señal fuera del periodo de vialidad invernal.
3. Manchas de aceite:

El aceite en la carretera también provoca siniestros graves. Generalmente el aceite expulsado por los vehículos tiende a acumularse sobre la superficie de la carretera, que hace que sea lo suficientemente resbaladiza y propenso a provocar un siniestro. Los vehículos deben ser reparados cuando expulsan aceite.

La superficie puede llegar a ser resbaladiza cuando el aceite se deja durante largos periodos de tiempo, por lo que deben ser eliminadas dichas manchas. Hay que saber que si se advirtiera que en un tramo de carretera su pavimento pudiera resultar muy deslizante, se indicará mediante señales P-19, eventualmente complementadas por un panel complementario, y reiteradas a intervalos de un minuto de recorrido.

 

4. Pavimento irregular:

Pavimento emparchado en forma irregular y baches sin arreglar, es bastante común en nuestras carreteras, debido a la mala administración del mantenimiento y conservación, que provoca numerosos siniestros.

 

5. Insuficiente arcén:

El arcén de una carretera hace las veces de un carril adicional que puede proporcionar paradas de emergencia. También ayuda a las ambulancias, coches de policía que se mueven sin perturbar el tráfico. Sin embargo el insuficiente espacio del mismo hace que el tráfico sea más propenso a los accidentes, así como insuficiente capacidad de actuación a los servicios de emergencia.

 

Ninguna pérdida de vida por mala o inexistente conservación es moralmente aceptable, a lo que podemos sumar la importancia de una adecuada conservación y mantenimiento de las vías que nos cuesta a los españoles cerca de 2.000 millones de euros al año, según las estimaciones de la patronal de ingeniería Fidex. Este “impuesto oculto” cómo lo denominan, es el resultado de circular por carreteras en mal estado lo que se traduce en mayor gasto en combustible, debido a un peor deslizamiento del vehículo y un mayor desgaste en la rodadura de los neumáticos. Igualmente, un firme bacheado e irregular puede originar un sin fin de problemas mecánicos para el coche y conlleva costosas averías. Además, un pavimento irregular implica tener que reducir la velocidad y por tanto alargar la duración prevista de los viajes, un tiempo de más que tiene también un mayor coste para los usuarios de la red viaria.

Miryam Moya

 

 

 

 

 

COLOQUE SU SILLA HACIA ATRÁS: LA TASA DE MORTALIDAD EN NIÑOS SUECOS ES CERO

Suecia comenzó a mantener a los niños orientados hacia atrás en 1965, y la mayoría de niños suecos de hoy se sientan mirando hacia atrás en el asiento delantero con airbag desactivado, con resultados fantásticos.

20110330_003A partir del primer viaje a casa de un bebé recién nacido, los padres son responsables de asegurarse de que sus hijos viajen seguros. Las lesiones accidentales son la causa principal de muerte en los niños, y más niños mueren en accidentes automovilísticos que en cualquier otro tipo de lesión no intencional. Usted puede proteger a sus hijos siguiendo unas medidas de seguridad simples y mediante la enseñanza de algunas reglas básicas.

Los suecos, reconocidos ampliamente por llevarle la delantera a la mayoría de países en materia de seguridad, utilizan comunmente el asiento delantero con el airbag desactivado y tienen un historial de seguridad vial para los niños increíble.

Se suele decir que un niño está seguro tanto en el asiento delantero como en el asiento trasero, siempre y cuando se desactive el airbag. La realidad es que el niño es probable que esté aún más seguro en el asiento delantero si se consideran los diversos factores, aunque debo decir que actualmente en España desde el 1 de octubre de 2015, todos los menores de edad de estatura igual o inferior a 135 cm que se desplacen en vehículo, además de viajar con el sistema de retención infantil adecuado a su talla y peso como la norma exige, deberán ir sentados obligatoriamente en los asientos traseros de los vehículos, excepto:

1. Cuando el vehículo no disponga de asientos traseros
2. Cuando todos los asientos traseros estén ya ocupados por otros menores de las mismas características
3. Cuando no sea posible instalar en dichos asientos traseros todos los sistemas de retención infantil.

Contrariamente a la opinión popular y analizando la seguridad vial sueca, el asiento delantero es un excelente lugar para un niño, siempre y cuando el airbag esté desactivado con llave o interruptor. Confiar en la desactivación de un sensor, es algo con lo que no nos sentimos demasiado cómodos, aunque es absolutamente fiable.

Lo que hace del asiento delantero un lugar seguro y práctico para un niño colocado mirando hacia atrás, siempre y cuando se desactive el airbag, es lo siguiente:

– Optimización de los asientos delanteros. Los coches están optimizados para la seguridad en el asiento delantero. No sabemos cómo y cuando ocurrirá un siniestro, lo que sí sabemos es que prácticamente siempre habrá alguien en un asiento delantero, por ello se centra la seguridad en los mismos.

– Fuerza ante impactos.- Del espacio interior, es el punto más fuerte en un coche. Las colisiones frontales representan aproximadamente el 75% de todos los siniestros, por ello la protección es muy importante y de alta prioridad para cualquier fabricante.

– Espacio para las piernas de los niños. Los padres a menudo nos preocupamos innecesariamente por el espacio para las piernas de nuestros hijos. Es un mito común, el que pensemos que los niños se sienten incómodos o inseguros con las piernas dobladas. Los padres, por tanto, a menudo colocan a sus hijos mirando hacia adelante demasiado pronto. Usando el asiento delantero aumenta el espacio para las piernas del niño, conservando el espacio en la parte posterior para un pasajero.

– Menos distracciones. Las investigaciones han demostrado que colocar al niño en el asiento delantero es menor distracción que si lo colocamos en los asientos traseros. Los niños están más tranquilos, especialmente los bebés más pequeños, ya que pueden ver a mamá o papá. La comunicación con el pequeño es más fácil, y lo que es más importante que los padres pueden ver a su hij@ con visión periférica, por lo que se centran en la carretera.

– Colocación flexible. Las familias más numerosas, tres o más niños pequeños, a menudo tienen dificultades para encontrar asientos buenos y seguros para sus hijos. Usando el asiento delantero, los niños son más propensos a sentarse correctamente sujetos, teniendo cada uno su lugar propio.

– Espacio para las piernas de los padres en la parte trasera. Ser capaz de utilizar los asientos delanteros es práctico y proporciona un buen espacio para las piernas del niño delante y también para una persona en la parte posterior, facilitando así que pueda utilizar cómodamente el espacio y el cinturón de seguridad.

La investigación ha demostrado que el asiento delantero es un excelente lugar para un niñ@. Marcas como Volvo indican muy claramente que el asiento delantero es igual de seguro que el asiento trasero para viajar en automóvil. Funciona sorprendentemente bien, ya que la tasa de mortalidad de los niños de 0-6 años suecos en siniestros viales es prácticamente CERO cada año, y ello es en gran parte gracias a mantener a los niños mirando hacia atrás hasta la edad de 4 e incluso más. Suecia comenzó a mantener a los niños orientados hacia atrás en 1965, nos llevan unos 30 años de experiencia en seguridad vial, y la mayoría de niños suecos de hoy se sientan mirando hacia atrás en el asiento delantero con airbag desactivado, con resultados fantásticos.

Usando el asiento para un niño mirando hacia atrás es práctico y muy seguro, esto se ha demostrado tanto por la investigación cómo por la experiencia en la vida real.

Miryam Moya

 

ATAQUE INFORMÁTICO REMOTO QUE PERMITE A LOS HACKERS TOMAR EL CONTROL DEL VEHÍCULO

A diferencia de la mayoría de los intentos de hackeo en los coches, la vulnerabilidad en el sistema Uconnect permite a los cibercriminales tomar el control del coche a distancia, sin necesidad de tener contacto físico con el vehículo.

Un agujero de seguridad en el software Uconnect permite a los piratas informáticos acceder remotamente a los sistemas del coche y tomar el control. A diferencia de algunos otros ataques cibernéticos en los vehículos donde sólo el sistema de entretenimiento es vulnerable, el hackear Uconnect afecta a los sistemas de los limpiadores de parabrisas, GPS y ponerse al mando de la dirección, los frenos y el motor.

jeep-cherokee-2014-610x350

El sistema Uconnect está instalado en miles de coches fabricados por el grupo FCA desde finales de 2013 en Estados Unidos, y permite a los propietarios arrancar remotamente el coche, abrir sus puertas y hasta encender los faros utilizando una aplicación.

UConnect es un sistema de comunicación inalámbrica que se activa por voz y funciona con un teléfono móvil con tecnología Bluetooth, disponible sólo para ciertos vehículos Chrylser, Dodge y Jeep.

Su teléfono móvil con tecnología Bluetooth es sólo parte del sistema UConnect, y puede seguir usándolo dentro y fuera del vehículo. Es fácil de usar y es un sistema de manos libres. No es necesario tener varios aparatos telefónicos. Las principales funciones de UConnect las describo a continuación:

– Conectar su smartphone y mantenerse en contacto con sus amigos de Facebook y Twitter. O bien escuchar sus playlist favoritas en streaming en Deezer y TuneIn dejándose guiar por las actualizaciones en tiempo real gracias a los servicios TomTom LIVE.
– Elija su destino y déjese guiar por Uconnect. El navegador le indicará el recorrido ideal para evitar el tráfico y el mal tiempo. Si necesita un hotel o un restaurante a lo largo del camino usted tiene a disposición una de las bases de datos más extensas del mundo.
– Puede conectar su MP3 o un dispositivo USB y escuchar su playlist favorita. Descubra nueva música a demanda con internet Music e internet Radio de Uconnect.
– Regule su asiento o la temperatura del habitáculo gracias a los mandos ergonómicos, diseñados para ofrecerle mayor seguridad al volante y un mejor confort. Llame a amigos y familiares sin quitar las manos del volante con total seguridad, gracias a un sencillo mando en el volante.
– Aparcar será un juego de niños con Park Assist System y el innovador sistema ParkView Rear – Back up Camera. Controle su maniobra desde la pantalla colocada al lado del conductor.

Innovación que impulsa la conducción segura, ya que promueve el control del conductor y le permite mantener las manos en el volante y la vista en la carretera.

Pues bien, Charlie Miller y Chris Valasek, dos investigadores de seguridad, han demostrado que los ataques en un Toyota Prius y un Ford Escape portadores del sistema UConnect, son posibles. Usando un ordenador portátil y un teléfono móvil en la red de Sprint, tomaron el control de un Jeep Cherokee, mientras que el reportero Andy Greenberg conducía, lo que demuestra su capacidad para controlarlo y, finalmente, sacarlo de la carretera.

Vídeo: cómo los hackers toman el control de un Jeep Cherokee

A diferencia de la mayoría de los intentos de hackeo en los coches, la vulnerabilidad en el sistema Uconnect permite a los cibercriminales tomar el control del coche a distancia, sin necesidad de tener contacto físico con el vehículo.

Tras el hackeo, los investigadores de seguridad de Fiat – Chrysler, llevaron a cabo una actualización de seguridad para solucionar el problema.

Sin embargo, la actualización requiere que los usuarios deban actualizar manualmente sus coches visitando el sitio del fabricante, descargando un programa en una unidad flash e insertarlo con USB en el coche, ya que la compañía es aparentemente incapaz de actualizar automáticamente los coches directamente por internet.

No está claro si la vulnerabilidad en el sistema Uconnect se limita a los coches de Estados Unidos, o a ciertos modelos, lo que sí es evidente es el largo recorrido que aún queda para llegar a una tecnología segura, fiable, y libre de ataques piratas que simplemente no aumenten la inseguridad y las víctimas en las carreteras en pro de la industria, hecho que parecen obviar en nuestro país al promocionar prácticas bastante similares:

Podrás sacarte el carné sin tener que aparcar

María Seguí, poniendo a prueba el aparcamiento automatizado del BMW Serie 7

María Seguí (DGT), poniendo a prueba el aparcamiento automatizado del BMW Serie 7

 

PERSONALMENTE NO ME PONDRÍA DETRÁS…
Juzguen ustedes mismos…

 

Miryam Moya

Perito Judicial