CÓMO LOS COCHES AUTÓNOMOS HARÁN MÁS PELIGROSAS LAS CARRETERAS

Los vehículos sin conductor no son ciencia ficción. Son una realidad que saldrá a la carretera en los próximos años, convirtiéndose en una característica estándar en todos los vehículos para mediados de siglo. No hay escasez de la investigación que se desarrolla en la industria del automóvil autónomo. Google está trabajando en ellos, al igual que todo tipo de fabricantes de automóviles de lujo. La tecnología es tan refinada que creen ser más segura que los conductores humanos.

El atractivo de los coches de auto-conducción es evidente. Ellos van a mejorar la movilidad de las personas que actualmente no la tienen o no pueden conducir; también podrían minimizar las emisiones gracias a la reducción de la congestión y reducirían siniestros viales en base al conductor. Evitarán el 90% de las emisiones de efecto invernadero en comparación con los devoradores de gasolina que conducimos hoy. Incluso ofrecen la opción de poder actualizar su coche para que sea auto-conducción, siempre y cuando sea propietario de un modelo compatible. Ahora bien, debemos decir que entrañan peligros inesperados que sin duda van a surgir, por lo que procedamos a analizarlos.

Los vehículos de auto-conducción (SDVs) pueden satisfacer una serie de normas de seguridad, debido a que la inteligencia artificial (IA) es la que controla el coche en ausencia de controles humanos.

Los defensores de los vehículos de auto-conducción (SDVs) señalan que estadísticamente, son mucho menos mortales que los vehículos de conductores humanos en las carreteras, pero las preocupaciones de seguridad van en otra dirección, la cual no entraña menos peligro. Aparte de la eficiencia de sus sistemas basados ​​en Inteligencia Artificial, la cuestión de la seguridad se basa en la conexión de los vehículos a Internet, motivo importante de preocupación en lo que respecta a la piratería.

Según un estudio publicado por Michael Sivak y Brandon Schoettle de la Universidad Instituto de Investigación de Transporte de Michigan, nos muestra que el 37% de los pasajeros adultos en SDVs experimentará un aumento en la frecuencia y severidad de las enfermedades relacionadas con el movimiento. Es decir, mientras nos desplazamos en un coche autónomo podríamos leer, enviar mensajes de texto, ver películas, trabajar o jugar en el vehículo en lugar de conducir, por lo que la comodidad aumenta en detrimento de la salud.

El otro problema es que es difícil saber cuánto tiempo los vehículos de auto-conducción y vehículos convencionales compartirán la carretera durante la transición tecnológica. Cuando los vehículos convencionales y SDVs compartan la carretera durante el período transitorio hasta llegar a solo SDVs, el riesgo de accidentes para vehículos convencionales podría ser elevado, de acuerdo con el estudio anterior realizado por Sivak y Schoettle . Encontraron que SDVs puede no ser capaz de evitar siniestros que no son causados por los conductores.

La seguridad vial va a empeorar antes de mejorar. A medida que los coches se vuelven más conectados, los hackers podrían acceder a datos personales, incluyendo un recorrido tipo o la ubicación de una persona, lo que podría indicar a un ladrón que alguien no está en casa, según el informe que publicó el banco británico Lloyds hace más de un año. También existe un potencial para el terrorismo cibernético. Por ejemplo, una inmovilización a gran escala de vehículos en la vía pública podría lanzar a un país directamente al caos.

Los coches sin conductor podrían ser utilizados como armas letales, la Oficina Federal de Investigaciones de EE.UU. ya lo advirtió el verano pasado en un informe realizado por The Guardian. Los hackers pueden hacerse cargo de los vehículos autónomos y usarlos como armas letales. En un escenario de pesadilla, el coche podría ser programado para navegar de forma segura y evitar obstáculos mientras que los delincuentes en el coche podrían utilizar sus manos libres para disparar a los perseguidos. Los terroristas también podrían programar los coches repletos de explosivos para convertirse en bombas auto-conducción.

Esto contradice directamente el mensaje que muchos desarrolladores de vehículos autónomos están tratando de comunicar sobre los mismos, ensalzando los beneficios de la reducción del factor humano en los siniestros viales cómo por ejemplo ser inmunes al estrés, el cansancio y la falta de cuidado del conductor, llegando a ser más seguro que los operadores humanos.

Los autores añaden que el período de solapamiento podría durar indefinidamente si los humanos se niegan a renunciar a sus coches, aunque sin duda Google y los principales fabricantes de automóviles tendrán algo que decir al respecto, y no dudo ni un segundo que tendrán ya, más de un As guardado en su manga.

Miryam Moya
http://www.miryammoya-perito-judicial.com/

COMO SE APROVECHAN LAS ASEGURADORAS DE LA NUEVA LEY PARA NO INDEMNIZAR A LOS ACCIDENTADOS LEVES

El 1 de enero de 2016 entró en vigor la Ley 35/2015, de 22 de septiembre, de reforma del sistema para la valoración de los daños y perjuicios causados a las personas en accidentes de circulación. Esta norma establece el sistema para la valoración de los daños y perjuicios causados a las personas en accidentes de circulación, se aplicará únicamente a los accidentes de circulación que se produzcan tras su entrada en vigor. Por ello, todo siniestro que se produzca a partir de las 00 horas del día 1 de enero de 2016, fecha de entrada en vigor de la Ley, deberá indemnizarse conforme al nuevo baremo de indemnizaciones por accidentes de tráfico.

Cómo bien apuntan esta semana en su publicación peritos de accidentes, a pesar de que el nuevo baremo ha creado la “Cita con el Forense” pagada por la aseguradora, la cuestión es que un gran número de accidentes leves no podrán acudir a este médico forense porque las aseguradoras están usando una estrategia legal de no hacer Oferta Motivada, dejando a estos miles de accidentados en situación de indefensión total. Por tanto, las aseguradoras están obstaculizando el acceso de miles de accidentados al médico forense.

En esencia la Oferta Motivada, como su nombre indica, es un escrito por el cual la aseguradora pone a disposición del perjudicado la cantidad de dinero que considera que le corresponde en concepto de indemnización por sus lesiones. El epígrafe d) se nos muestra como algo beneficioso para el accidentado, ya que apunta a que el hecho de que cobre el importe que le ofrece la aseguradora no implica que no pueda luego interponer demanda si considera que dicha cantidad no se ajusta a la indemnización que debería cobrar. Por poner un ejemplo:
– El accidentado sufre unas lesiones que debieran ser indemnizadas en 8.000 euros.
– El seguro le remite una Oferta Motivada de 6.000 euros.
– Como no ha de realizar renuncia alguna, el accidentado acepta “a cuenta” esos 6.000 euros.
– Al accidentado no le interesa interponer una demanda contratando a un abogado, procurador y perito para reclamar los 2.000 euros que le faltan, por lo que se desanima y se salen con la suya, fin de la historia.
Por ello muestra bien a qué parte beneficia. Y es que con el procedimiento anterior, las lesiones del accidentado eran en primer lugar valoradas por un médico objetivo (el forense) y si alguna de las partes no estaba de acuerdo con dicho informe, solicitaba uno a un perito médico “afecto”. El nuevo sistema hace justo todo lo contrario: en primer lugar nos valora el médico de la compañía, y si no estamos de acuerdo con su informe a la baja entonces tenemos que invertir un tiempo adicional y dinero para acudir o bien a uno neutral (el forense) o a un perito privado que esté de nuestra parte. Con esto se pretende, sin duda alguna, que volvamos a los tiempos en que el ciudadano que sufría un accidente de tráfico con lesiones aceptara la propina que le quisiera dar la aseguradora.
Esta estratagema que están siguiendo las compañías les está ahorrando el pago de más del 60% de sus accidentes leves.
Pues bien la solución es la siguiente:
1º.- Si sufrimos un accidente leve, lo primero que debes hacer es contratar un informe de biomecánica que lo realiza el perito, con el cual tú abogado podrá iniciar la Reclamación Previa con garantías de que vas a obtener una Oferta motivada y no una Respuesta motivada.
2º.- A partir de aquí, tú abogado podrá solicitar que te vea el médico forense, y así tendrá
garantizada esta valoración médico pericial del juzgado.
3º.- Además, si luego no estás de acuerdo con el ofrecimiento de la aseguradora (Oferta Motivada), siempre podrás hacer una Nueva Reclamación Previa adjuntando (además de tu informe de biomecánica) tu informe del médico Forense.
Miryam Moya

EL ORIGEN DE CONDUCIR POR LA IZQUIERDA

Aunque existen diversas teorías al respecto, parece ser que fue el zurdo Napoleón, quien impuso en casi toda Europa el actual sistema de circulación por la derecha para todo tipo de vehículos, menos en la Inglaterra no invadida, que aun conserva el antiguo sistema de circulación por la izquierda que se cree que proviene por el uso del látigo en los coches de caballos; al ser la mayoría de los cocheros diestros, se reducía el riesgo de alcanzar a los peatones. Otras razones serían porque Napoleón era zurdo y montaba a caballo por la derecha del animal; o que impuso la conducción por la derecha como consecuencia de una nueva táctica militar que buscaba sorprender al enemigo.

Fuente: https://es.wikipedia.org/
ROJO:    Conducen por la derecha.
AZUL:    Conducen por la izquierda

 Los países ligados al Imperio Británico tienden a conducir por la izquierda y los demás por la derecha. Aunque hay excepciones, Japón nunca fue dominado por los británicos y conducen por la izquierda.

Pese a su orgullosa tradición de seguir conduciendo por la izquierda, hay una calle en Londres en la que se circula por la derecha: se trata de Savoy Court, un callejón que lleva a la entrada del mítico Hotel Savoy. La diferencia se impuso con el objetivo de no molestar a quienes entraban en el vecino teatro Savoy.

Fuente: news.bbc.co.uk

En España, hasta los años 30 no existían regulaciones estatales al respecto. En algunos territorios se circulaba por la derecha (Barcelona) mientras que en otros por la izquierda (Madrid). El 1 de octubre de 1924, Madrid cambió el sentido de circulación a la derecha.

Miryam Moya
http://www.miryammoya-perito-judicial.com/

¿QUÉ CUBRE EL SEGURO DEL COCHE?

Todo propietario de un vehículo a motor está obligado a contratar y mantener en vigor una póliza de seguro que cubra la Responsabilidad Civil del conductor que se derive de los daños, tanto personales como materiales, ocasionados a terceras personas como consecuencia de un hecho de la circulación.
Esta obligación impuesta al propietario del vehículo contrasta con la designación del conductor como sujeto responsable. Es decir, aunque el propietario del vehículo sea el tomador del seguro, el sujeto asegurado es el conductor del mismo, porque lo que se cubre no es la responsabilidad del propietario, sino la del conductor.

El Seguro Obligatorio (SOA) cubre la responsabilidad civil del conductor frente a terceros, pero no los daños personales ni materiales que el conductor o su coche sufran cuando el conductor sea culpable de ese accidente.
El SOA no cubre los daños sufridos ni por el vehículo asegurado, ni por el conductor del mismo, pero sí lo hace con el resto de ocupantes, ya que éstos son “terceros”. Esto es lo que fija la Ley. Por ello, y aunque no es obligatorio, suele ser habitual contratar un seguro complementario específico para el conductor.
En el caso de que el vehículo hubiera sido robado y provocara un accidente, los daños personales y materiales producidos con motivo de su circulación serán indemnizados por el Consorcio de Compensación de Seguros quien, una vez identificado legalmente el culpable, podrá exigirle que asuma estos daños.

Seguro a Todo Riesgo. Realmente no hay un modelo estándar. Se llama “todo riesgo” porque además de los daños a terceros, cuyo seguro es obligatorio, incluye también los daños propios, es decir, el coche. Cada compañía tiene sus propios productos comerciales pero, en general, además de los daños producidos a nuestro coche, es habitual ofrecer algún complemento como asistencia mecánica, cobertura por la pérdida de puntos, asesoría y gestoría legal, acceso a otros seguros en condiciones preferentes…
En el mercado existen pólizas de todo tipo siendo posible contratar, a partir del seguro obligatorio, tantas coberturas complementarias como se necesiten.
Es importante conocer que si el vehículo dispone de alguna cobertura de daños propios, también quedará asegurado por el Consorcio de Compensación de Seguros en el caso de grandes catástrofes naturales, terrorismo…

Todo propietario de un vehículo a motor con estacionamiento habitual en España está obligado a contratar y mantener en vigor un contrato de seguro. Este seguro alcanzará la cuantía que se determine legalmente, a partir de las responsabilidades del conductor por las lesiones corporales o daños materiales que, con motivo de la circulación de su vehículo, pueda ocasionar a terceros.
Esta obligación legal se impone al propietario del vehículo, si bien se considera responsable a su conductor, de manera que es el conductor el sujeto asegurado.

El comprobante del cumplimiento de esta obligación legal de contratar y mantener en vigor un contrato de seguro solo se acredita con el recibo de la prima correspondiente al periodo de que se trate. Este comprobante deberá llevarse siempre en el vehículo, ya que puede ser requerido por la Guardia Civil.
Si nos lo requieren y no lo llevamos, nos sancionarán con una multa de 60,10 € y nos darán un plazo para presentarlo en las dependencias correspondientes.

El seguro obligatorio o de responsabilidad civil de suscripción obligatoria nos cubre en todo el territorio del espacio económico europeo, en los países adheridos al Convenio Multilateral de Garantía y en cualquier otro Estado que determine el Ministerio de Economía.
Para circular en los estados donde no exista convenio deberemos suscribir un seguro en la frontera, por lo que, cuando viajemos, es conveniente consultar a nuestra entidad aseguradora. También puede tratarse de estados adheridos al sistema de carta verde, que nos será facilitada por el asegurador.

El seguro obligatorio cubre el uso y hechos de la circulación de los vehículos a motor. Se considera uso y hechos de la circulación el uso en sí de un vehículo a motor, por ejemplo, abrir una puerta del vehículo y los hechos derivados del riesgo que crea la conducción de los vehículos a motor.
No se consideran hechos de la circulación los siguientes usos:
– Las pruebas deportivas con vehículos a motor en circuitos destinados al efecto.
– Los derivados de la realización de tareas industriales o agrícolas por vehículos a motor especialmente destinados a ello.
– La utilización de un vehículo a motor como instrumento para la comisión de delitos dolorosos contra personas y bienes.

Además de las sanciones penales, el incumplimiento de la obligación de asegurarse conlleva:
– La prohibición de circular por territorio nacional con el vehículo no asegurado.
– El depósito o precinto público o domiciliario del vehículo por el tiempo de un mes que, en caso de reincidencia, será de tres meses, y en el supuesto de quebrantamiento del depósito o precinto será de un año, y deberá demostrarse para levantar dicho depósito o precinto, que se dispone del seguro correspondiente.
Dicho depósito o precinto se ordenará, salvo que se justifique en el plazo de cinco días la existencia del seguro.
– La imposición de una multa de 601 a 3.005 euros, dependiendo de si el vehículo circulase o no, su categoría, el servicio que preste, la gravedad del perjuicio causado, la duración de la falta de aseguramiento y la reiteración de la misma infracción.

Miryam Moya
http://www.miryammoya-perito-judicial.com/

DRENAJE EN LAS CARRETERAS QUE NO SUPONGAN PELIGRO AÑADIDO

El objeto del drenaje en las carreteras, es en primer término, el reducir al máximo posible la cantidad de agua que de una y otra forma llega a la misma, y en segundo término dar salida rápida al agua que llegue a la carretera.

A la hora de proyectar el drenaje de una carretera deben tenerse en cuenta una serie de factores que influyen directamente en el tipo de sistema más adecuado, así como en su posterior funcionalidad.

Una vez sopesados estos factores se procede al diseño de la red de drenaje, que deberá cumplir los siguientes objetivos:

. Evacuar de manera eficaz y lo más rápidamente posible el agua caída sobre la superficie de rodadura y los taludes de la explanación contiguos a ella. Por supuesto, deberán evitar la inundación de los tramos más deprimidos de la vía

. Alejar del firme el agua freática, así como los posibles acuíferos existentes, empleando para ello sistemas de drenaje profundo.

. Prestar especial atención a los cauces naturales, tales como barrancos o ramblas, disponiendo obras de fábrica que no disminuyan su sección crítica para periodos de retorno razonables. Debe recordarse que las avenidas son la principal causa mundial de destrucción de puentes.

. Debe cuidarse el aspecto ambiental, procurando que produzca el menor daño posible al entorno.

. No suponer un peligro añadido para la seguridad del conductor, empleando para ello taludes suaves y redondeando las aristas mediante acuerdos curvos, evitando así posibles accidentes adicionales.

Con respecto a este último punto, se debe evitar el peligro añadido o bien protegerlo con bionda o barrera de seguridad, ya que en caso de salida de la via de un vehículo podría tener desenlaces fatales.

Miryam Moya
http://www.miryammoya-perito-judicial.com

CUANDO SE NECESITA UN PERITO EN ACCIDENTES DE TRÁFICO

Ante un accidente de tráfico o fallo técnico de un vehículo, hay que buscar a la persona que tienen la experiencia y formación para presentar y responder a la pregunta de por qué y cómo sucedió. En definitiva, para cualquier disputa que se lleva a juicio, el perito experto ofrece el conocimiento adicional necesario para ofrecer un argumento más fuerte, con el cual se puede ganar.

Estas son tres situaciones en las que un perito experto es necesario:

CUANDO ES REQUERIDO POR LA JUSTICIA.-

Esto sucede a menudo con los casos en donde se necesita comprobar la negligencia de conductores o fallos técnicos en vehículos que provocan accidentes. En este caso, el perito experto se requiere para ayudar al juez a comprender de mejor manera el proceso del accidente y determinar si hay culpabilidad o no.

CUANDO EXISTEN VERSIONES CONTRADICTORIAS.-

Esto es lo más frecuente en casos donde los implicados manifiestan dos versiones del accidente distintas, el contrario es el culpable. Entonces, el demandante necesita demostrar cómo acontecieron los hechos que provocaron el accidente o las lesiones. De este modo, se presenta un informe pericial que resulte fácilmente entendible para cualquier persona y que certifique mediante la ciencia la veracidad de los hechos y su progresión.

CUANDO SE TIENE UN ATESTADO O INFORME PERICIAL EN CONTRA.-

En ocasiones, los agentes debido a que no tienen los medios necesarios, los conocimientos correspondientes, o a que únicamente tienen en cuenta una parte de las manifestaciones, pueden presentar atestados que no esclarecen con exactitud los hechos acontecidos conteniendo diversas erratas. Por ello será necesario para rebatir este informe otro informe de un especialista.

También nos podemos encontrar con informe periciales de parte que carecen de exactitud o que únicamente toman una versión de los hechos y por ello para rebatirlos será necesario un informe pericial.
Fuente: peritosdeaccidentes.com

Miryam Moya
www.miryammoya-perito-judicial.com